circle

CyL espera 6,38 millones de toneladas de cosecha de cereal de invierno

Un 89% más que 2023, siendo la superficie sembrada es similar a la de la campaña pasada, alcanzando las 1,62 millones de hectáreas

CyL espera 6,38 millones de toneladas de cosecha de cereal de invierno
El consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas este lunes en Fontiveros (Ávila). (Foto: EFE)
Sonsoles  Caro
Sonsoles Caro
Lectura estimada: 3 min.
Última actualización: 

Castilla y León espera este año una cosecha de cereal de invierno de 6,38 millones de toneladas, con 3,23 millones de trigo y 2,55 de cebada, una producción un 8% superior a la media de los cinco últimos años y un 89% superior a la de la campaña anterior, según los datos que ha confirmado este lunes el consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas.

El consejero ha presentado en la localidad abulense de Fontiveros la campaña de cereal de esta campaña y ha confirmado las "buenas expectativas" que se esperan para la recogida de trigo, cebada, avena o centeno, entre otros cultivos, pese a que las condiciones meteorológicas no han sido las mejores, especialmente, en León y Segovia e incluso en Ávila.

En esas provincias las abundantes lluvias de finales de otoño y principios de invierno han impedido la siembra de cereal, pero sí han permitido la de otros cultivos de verano, como el girasol.

En general, las condiciones meteorológicas han posibilitado un buen desarrollo del cereal en el conjunto de Castilla y León, presentando en estos momentos buenas expectativas.

En concreto, las estimaciones son que la producción de cereal de invierno sea de 6,38 millones de toneladas, de las que 3,23 millones serían trigo y 2,55 millones corresponderían a cebada.

La producción de avena sería de 310.000 toneladas, la de centeno 171.000 toneladas y la de triticale de 120.000.

La producción es un 8% superior a la media de los cinco últimos años y un 89% superior a la de la campaña pasada, y aunque hay unas buenas expectativas de producción, la rentabilidad de las explotaciones cerealistas se verá lastrada por la tendencia inicialmente negativa en los precios y por el encarecimiento  de los insumos, según ha recordado la Consejería en un comunicado.

La superficie sembrada es similar a la de la campaña pasada, alcanzando las 1,62 millones de hectáreas, con tendencia decreciente de esta superficie en 2023 y 2024 en relación a la media de los últimos cinco años, consecuencia directa de los requisitos de la nueva PAC sobre diversificación y rotación de cultivos, principalmente.

Aumentan los rendimientos por hectárea

Para el conjunto de la Comunidad, los rendimientos medios previstos de cereal alcanzarán los 3.900 kilos por hectárea, que representa un aumento del 88% respecto al rendimiento de la campaña pasada (2.089 kg/ha) y un 20% por encima de los rendimientos medios de los últimos cinco años (3.268 kg/ha).

Burgos, Valladolid y Palencia serán las provincias con mejores rendimientos, en torno a los 4.400 kg/ha.

Por cultivos, el rendimiento medio del trigo alcanzará los 4.100 kg/ha y el de cebada 4.000 kg/ha; el de la avena 3.200 kg/ha, el del centeno 2.400 kg/ha y el del triticale en torno a los 3.300 kg/ha.

El consejero ha explicado que seguirán exigiendo al Ministerio, ante esa tendencia negativa de precios y costes, la revisión del Plan Nacional de Seguros Agrarios para conseguir un mayor grado de acogida en zonas como las de la comarca de la Moraña, en Ávila.

Además, se exigirá el establecimiento de cláusulas o limitaciones "freno de emergencia" e incluso la imposición de aranceles a las importaciones de todos los granos de cereal, que provocan caídas en los precios, como ya se han impuesto para la avena.

El consejero también ha reclamado al Gobierno que extienda las bonificaciones o ayudas de tipo fiscal a la adquisición de input como el gasóleo o los fertilizantes, que permitan obtener un mejor equilibrio entre ingresos y costes efectivos de la explotación.