La empresa Desembar ha comenzado la retirada de las cerchas del Teatro Cervantes, ubicado en el casco histórico

La empresa Desembar S. L. ha comenzado la retirada de las cerchas del Teatro Cervantes, espacio ubicado en el casco histórico de la capital segoviana.

   

La intervención no tendrá coste para el Ayuntamiento, ya que en virtud del acuerdo alcanzado con la compañía esta se apropiará del material a cambio de la retirada, que de otra forma hubiera requerido un desembolso de alrededor de 50.000 euros.

 

Los trabajos, según informan fuentes municipales, se desarrollarán hasta finales de la semana que viene, siempre que las condiciones meteorológicas no obliguen a posponerlos.

 

La alcaldesa, Clara Luquero, y el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera, han seguido este miércoles el inicio de la retirada de las cerchas, consideradas ilegales por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

 

La estructura excedía el volumen autorizado en el proyecto de rehabilitación del espacio, plan este que fue abandonado en febrero de 2013, con la llegada del Gobierno de Rajoy. El Ayuntamiento quedó entonces obligado a asumir el coste del desmontaje.

 

Ofrecer el material a la empresa encargada del desmontaje fue una solución propuesta por Izquierda Unida a través de la Asociación Provincial de Industrias de la Construcción (APIC) de Segovia.

 

El teatro, enclavado en la Calle Real, fue inaugurado en septiembre de 1923 aunque permanece cerrado desde 1984 y en situación prácticamente de ruina.

 

El empeño del Ayuntamiento en los últimos años ha sido el de recuperarlo como espacio de congresos y multiusos, si bien el Gobierno del PP renunció en febrero de 2013 al proyecto de restauración que estaba previsto acometerse, por valor de más de ocho millones de euros.