¿Y tras los excesos navideños qué? Manual para contrarrestar sus efectos

Peso tras los excesos navideños (Foto: E. P.)

La dietista-nutricionista del Hospital La Luz de Madrid agrega algunos pequeños consejos o trucos fáciles para estos días. 

Son pocas las personas que se libran de ganar unos kilos de más en Navidad. Así, estos días de placer y ocio, en los que también descuidan nuestras rutinas deportivas, representan un reto o propósito de año nuevo sobre el que debemos trabajar al iniciar de nuevo nuestra vida tras las vacaciones navideñas.

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todo vale y por ejemplo debemos huir de las llamadas ' dietas milagro', por el temido efecto rebote que pueden provocar en nosotros. O por ejemplo, si llevamos un tiempo sin hacer deporte, es preferible seguir el consejo de un experto en la materia que paute cómo debe ser la puesta en marcha de esa práctica deportiva.

 

Para ayudarnos a comprender cómo podemos ir paso a paso en esto de deshacernos de los excesos navideños, en una entrevista con Infosalus, la dietista-nutricionista del Hospital La Luz de Madrid, Cristina Ortega, parte de la idea de lo que puede suponer una comida en estas fechas navideñas y lo que nos aporta.

 

"Una comida o cena tradicional navideña se caracteriza por un alto consumo de alimentos calóricos, con altos niveles de grasas saturadas y colesteroles, muy ricas en salsa y aderezos, y la ingesta masiva de dulces. Es decir, representa un exceso de patrones prohibidos o no recomendados por las guías de salud. Eso no quita que, si estos son consumidos de manera ocasional, la repercusión en la salud no tan importante. Eso sí, hay que estar atentos si se encuentran incluidos en nuestros hábitos de vida diaria", advierte la especialista.

 

Ya que está claro, y a casi todos nos pasa, al llegar la Navidad es inevitable no consumir cantidad equivalente de comida, la experta señala: "Tenemos que ser coherentes con nosotros mismos, sabiendo que el factor 'exceso de comida' está Ahí y con eso, nos saltemos en cierta medida los correctos patrones de buena alimentación. Pero no pasa nada en estos días puntuales si nos salimos de lo que es una rutina de alimentación. El problema es cuando hay mucha población que lleva un cabo de alimentación muy desajustada, sobrecargada con más comida y peores hábitos en estos días ". Peso tras los excesos navideños.

 

De hecho, arma que actualmente, y además en muchos casos, parece más "una obligación" el tener que hacer esa comida o cena copiosa, llegando a sentirnos completamente saciados, sin pararnos a pensar en un momento en nuestra salud.

 

"Esos kilos de más no deben combatirse con una dieta hipocalórica y con un sobreceso de actividad física semanas antes de estas fechas señaladas. Se puede lograr perder peso, pero la mentalidad de la población no busca el peso perdido como algo saludable, si no como motivo para combatir esos excesos navideños, y no tienen en mente ningún tipo de control", advierte la dietista-nutricionista.

 

De hecho, la dietista-nutricionista del Hospital La Luz subraya que este tipo de pensamiento es muy característico de una mentalidad compulsiva, sin centrarse en el qué pasará cuando la festividad nalice o con promesas de modicar la alimentación de cara al próximo año, posponiendo continuamente este acto de mejora.

 

PAUTAS A SEGUIR

Por eso, esta experta insiste en que el mantenimiento o bajada de peso no se logra con dietas exprés, ni milagro, sino con la puesta en práctica de buenos hábitos, y con la capacidad de mantener estos a lo largo del tiempo.

 

"Para bajar esos kilos de más, de la misma manera que se debe hacer antes y durante la Navidad, se puede lograr a través del mantenimiento de la movilidad, de la inclusión de todos los grupos de alimentos, no hay que comer si realmente no se tiene apetito, por ejemplo. Justo cuando nalice estas estas, intente llevar a cabo los mismos patrones alimentarios que antes de las estas, o bien es conveniente tomar las medidas que sean oportunas para comenzar de cara al nuevo año con un plan de mejora de los hábitos de salud", señala Ortega.

 

Hay muchas personas que, sabiendo que van a cenar un día mucho, lo que contrarrestan comer menos ese día, o bien haciendo deporte al día siguiente. "Podría ser una opción. No se considera propiamente dicha la mejor, pero siempre y cuando se lleven a cabo todas las ingestas que normalmente la persona o debe llevar a cabo en un día, pueden ser de menor cantidad, ajustarse a la ración ideal, y también como preferencia esos grupos de alimentos de consumo diarios que no vayan a abundar en la ingesta de la cena", remarca.

 

En cuanto al tema del ejercicio físico, Ortega considera que tan solo con mantenernos activos a lo largo de la época navideña nos ayudará a quemar ese exceso de calorías y de hábitos tóxicos, y por tanto no sea necesario realizar un deporte en exceso, sobre todo cuando la persona en concreto no ha probado un incremento de carga de ejercicio.

 

Así con todo, la dietista-nutricionista del Hospital La Luz de Madrid agrega algunos pequeños consejos o trucos fáciles para estos días:

 

1.- No dejes largos periodos de ayuno, ni evite ingestas antes de una comida o cena copiosa. Con esto, solo estarás provocando llegar con el alcalde apetito a la ingesta copiosa y llevar a cabo una elección incorrecta tanto de grupos como de cantidades de alimentos.

 

2.- Come despacio, masticando el alimento unas 25-30 veces, deja el cubierto en la mesa en cada bocado, y bebe agua dentro de las comidas. El hecho de consumir el alimento compulsivamente provocará ingerir cantidades masivas de comida, no disfrutar de este acto placentero y sentirnos con el macho posterior. Grabar que el estómago manda la sensación de saciedad al cerebro pasados ??unos largos minutos.

 

3.- Intenta incluir ciertos grupos de alimentos como verduras, lácteos, frutas, por ejemplo, que en estas fechas quedan en un segundo plano tanto en nuestros supermercados como en nuestra mesa navideña. Existen platos y recetas donde poder incluir y asombrar a los comensales.

 

4.- Cuidado con la ingesta de alcohol en exceso. Si dentro de los eventos incluye el alcohol en exceso, la elección de alimentos debe ser mucho más selecta.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: