Visto bueno a la reconstrucción de la fábrica de jamones que ardió en Pinillos de Polendos

Imagen tomada el día del incendio en la fábrica

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico para la reconstrucción del secadero de jamones que quedó destruido en un incendio registrado en Pinillos de Polendos este verano.

 

El proyecto plantea edificar el secadero y las oficinas anejas con el mismo volumen y superficie de los que disponían antes de ser afectados por el fuego. Ambas instalaciones son edificaciones en planta baja y ocupan un total de 2.914 metros cuadrados, según han informado fuentes de la Delegación Territorial de la Junta.

 

Como se trata de una reconstrucción, la industria ya dispone de todos los servicios urbanos precisos para su funcionamiento: acceso de la carretera CL-603, abastecimiento de agua y saneamiento, conexión a la red eléctrica y centro transformador.

 

La fábrica, perteneciente a la empresa familiar 'Los Joaquines', quedó arrasada el pasado mes de julio, cuando se inició un fuego tras un corte de luz debido a una tormenta. Aunque no se produjeron daños personales, las dependencias ardieron en su totalidad y fueron precisos varios días para extinguir las llamas, alimentadas por el aislante de la cubierta y la grasa de jamones.

 

También en Escobar de Polendos, la Comisión ha autorizado el uso de suelo rústico y la licencia ambiental para un proyecto de albergue de turismo rural ecológico en el término municipal.

 

La iniciativa pretende construir dos edificios de bajo consumo energético, con utilización de energías renovables y diseño de arquitectura bioclimática. Uno de los inmuebles se destinará a garaje, dormitorios, aseos y servicios comunes, y el otro a actividades propias del albergue y también dormitorios. Las instalaciones se completan con caseta de presión, caseta de pozo y sondeo, y un establo de 25,5 metros cuadrados.