Vista y salud: cuáles son los problemas más frecuentes y cómo se manifiestan

Gafas

Este 10 de octubre es el Día Mundial de la Visión: más de 2.000 millones de personas tienen problemas como miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Organismo Internacional de Prevención de la Ceguera celebran conjuntamente el Día Mundial de la Visión el segundo jueves de octubre desde el año 2000. Su objetivo es concienciar sobre los diferentes tipos de afecciones visuales, sus tratamientos y cómo casi todos son prevenibles o curables.    

 

Unas 2.200 millones de personas en todo el mundo padecen deficiencia visual o ceguera y, de ellas, al menos 1.000 millones podrían haberlo evitado, según se desprende del primer 'Informe mundial sobre la visión' publicado recientemente por la OMS.    

 

La jefa de la Unidad de Oftalmología del Hospital Ruber Internacional (Madrid), la doctora Isabel Garabito, explica que los problemas de visión más comunes son los defectos de refracción, es decir, "la necesidad de usar gafas por un mal enfoque de las imágenes en la retina".    

 

Dentro de los defectos de refracción se encuentran la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. En primer lugar, la miopía "es la dicultad para ver de lejos y está asociado, la mayoría de las veces, a un ojo más largo de lo normal, que produce que la imagen se enfoque delante de la retina". Por su parte, la hipermetropía consiste en "la dicultad para ver, sobre todo de cerca, debido a que el ojo es más corto de lo normal y la imagen se enfoca detrás de la retina".

 

En cuanto al astigmatismo, "produce dicultades tanto en la visión de lejos como de cerca y es producido en la mayoría de los casos por una alteración en la curvatura de una de las lentes del ojo que se llama cornea" y la deformidad de la cornea ocasiona "que la imagen produzca dispersiones en su enfoque en la retina". La presbicia es "la dicultad de enfocar de cerca que se produce a medida que cumplimos años". Se debe "a un deterioro de un músculo que existe en el ojo y está asociada al proceso de envejecimiento normal". En este caso, suele aparecer a partir de entre los 40 y los 45 años, aunque "en los miopes aparece más tarde o nunca".

 

Menos la presbicia, asociada al envejecimiento, miopía, hipermetropía y astigmatismo pueden aparecer a cualquier edad, aunque hay matices. "Con la hipermetropía y el astigmatismo corneal se nace, excepto el astigmatismo producido por el queratocono". Además, mientras el astigmatismo "no suele cambiar", la hipermetropía "en algunos casos desaparece", añade la experta.    

 

En referencia a la miopía, la jefa de Oftalmología del Hospital La Luz comenta que "se desarrolla desde el nacimiento y puede crecer hasta entre los 22 y los 24 años". Además, "en caso de miopía magna, la mayor de cuatro dioptrías, puede crecer a lo largo de toda la vida", completa la doctora Garabito. En este contexto, la experta recuerda que "todos estos procesos refractivos se suelen resolver bien con gafas, lentillas y algunos de ellos son candidatos a cirugía".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: