UPyD se plantea no apoyar la investidura de Clara Luquero

Luciana Miguel

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) se plantea no apoyar la investidura de Clara Luquero (PSOE) como alcaldesa de Segovia por la "cerrazón" mostrada ante la petición de la formación magenta para que el Ayuntamiento se persone en los procedimientos judiciales vinculados con la extinta Caja Segovia.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) se plantea no apoyar la investidura de Clara Luquero (PSOE) como alcaldesa de Segovia por la "cerrazón" mostrada ante la petición de la formación magenta para que el Ayuntamiento se persone en los procedimientos judiciales vinculados con la extinta Caja Segovia.

  

La presencia del Consistorio en estos casos, abiertos a instancias de UPyD, es una condición impuesta por el partido de Rosa Díez para dar su respaldo a Luquero en la sesión de investidura, aunque la regidora en funciones ya ha anunciado que el Ayuntamiento no se personará en las causas por no tener "ningún interés específico en ellas más que el que tiene toda la sociedad segoviana". Además, recordó que la Fiscalía del Estado ya está interviniendo.

  

En la tarde de ayer Luquero se lo confirmó a la edil electa Luciana Miguel, que entrará por primera vez en el Consistorio junto con su compañero de partido Cosme Aranguren, durante una reunión mantenida por la tarde en el despacho de Alcaldía.

  

Según informan fuentes de UPyD, durante prácticamente una hora Luciana Miguel intentó convencer sin éxito a la futura alcaldesa de la importancia que puede tener la presencia del Ayuntamiento como institución en los procedimientos, y muy en particular, en el relativo a las prejubilaciones y planes de pensiones, donde "están en juego" 17 millones de euros pendientes de repartir entre los directivos. Esta cuantía, según la formación magenta, podría revertir a la Fundación Caja Segovia para que esta pudiera seguir haciendo su obra social.

  

UPyD considera que la negativa de Luquero no tiene que ver con cuestiones económicas, pues la personación supondría una cantidad "perfectamente asumible" por el Consistorio, y teme por tanto que esté basada en una "decisión jerárquica" adoptada en el seno del PSOE.

  

"La falta de voluntad para pronunciarse en defensa de los intereses de todos los afectados por Caja Segovia, y dejando solamente en manos del fiscal el curso del procedimiento, nos da a entender su connivencia con el silencio y la inacción mantenida por su partido durante todos estos años, confundiendo la responsabilidad legal con la política", advierte.

  

Este partido, con intenciones en un primer momento de apoyar la investidura, incide en que se está replanteando su postura, pues quiere responder a la confianza depositada por los votantes.

  

Según apunta, el día 13, día de constitución de ayuntamientos, "será un buen día para los causantes del mayor escándalo financiero de la historia de Segovia y su provincia". "El bipartidismo, representado por el Partido Socialista y el Partido Popular, intentará echar tierra sobre estos asuntos y seguir amparando a todos los responsables", lamenta.

  

En los pasados comicios, el PSOE obtuvo 12 concejales, frente a ocho de PP, dos de Ciudadanos (C's), dos de UPyD y uno de Izquierda Unida. Luquero, a punto de cerrar la estructura de gobierno, mantuvo un primer encuentro con los partidos minoritarios e inició ayer una segunda ronda de conversaciones en aras de buscar acuerdos. Mientras, la reunión con los 'populares' tendrá que esperar a después de la investidura.