Una inversión de 3,5 millones permitirá poner fin al vertido fecal de San Cristóbal a dos afluentes del Eresma

La intervención se enmarca en el proyecto 'Saneamiento de Segovia: colectores del alfoz y conexión con San Cristóbal de Segovia' y tendrá un coste de 3,5 millones de euros financiados al 80 por ciento por el Magrama y un 20 por ciento por el Ayuntamiento. 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), a través de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de San Cristóbal de Segovia  para ejecutar las obras del nuevo colector, lo que permitirá terminar con los vertidos de aguas fecales que actualmente se producen a los arroyos Milón y Cerezo, tributarios del río Eresma.

 

 

El acuerdo ha sido rubricado en Segovia por la directora general de Acuaes, Aránzazu Vallejo, y el alcalde de San Cristóbal, Óscar Benito Moral, en presencia de la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar Sanz.

 

Fuentes ministeriales han indicado que las obras conseguirán terminar con los vertidos fecales que se producen a los afluentes del Eresma, al ser conducidas estas aguas mediante el colector hasta la población de Segovia, situada a unos 4,5 kilómetros, para ser allí recogidas por la red de saneamiento de esta ciudad y transportadas a la estación depuradora de la misma.

 

El proyecto completa las obras que el Ministerio, a través de Acuaes, está ejecutando en Segovia para ampliar la capacidad de la estación depuradora de aguas residuales existente, con el objetivo de asegurar la correcta depuración de todos los vertidos de la ciudad y de los municipios limítrofes.

 

Con una inversión de 25,8 millones de euros, los trabajos avanzan según los plazos previstos, según las mismas fuentes, que señalan que ya se han ejecutado la mayoría de las cimentaciones mientras que los alzados del tratamiento de tormentas y de la nueva decantación primaria se encuentran en estado avanzado. También se han iniciado los alzados de la decantación secundaria, el recrecido-refuerzo del reactor biológico y la solera del nuevo digestor.

 

Esta intervención forma parte a su vez del conjunto de proyectos que el Magrama está desarrollando a través de Acuaes en Castilla y León, con una inversión total de 404 millones de euros.