Un tesoro oculto en Segovia: El primer libro impreso en España y en castellano
Cyl dots mini

Un tesoro oculto en Segovia: El primer libro impreso en España y en castellano

El Sinodal de Aguilafuente, de 1472, el primer libro impreso en España y en castellano. (Foto: Catedral de Segovia / E. P)

La catedral segoviana guarda en su Archivo Capitular un ejemplar del Sinodal de Aguilafuente, fechado en 1472 y considerado el primer libro impreso en España y en español, gracias a la imprenta de Juan Párix de Heidelberg.

El Archivo Capitular de la Catedral de Segovia conserva entre su notable colección el Sinodal de Aguilafuente, considerado el primer libro impreso en España y en castellano, que data del año 1472.

 

La impresión del Sinodal fue posible gracias al establecimiento de la primera imprenta en España, ubicada en la Calle Velarde de Segovia y dirigida por el alemán Juan Párix de Heidelberg tras recibir el encargo el entonces obispo de Segovia, Juan Arias Dávila, que destacó por su gran interés en las artes y ciencias, según explican los responsables de la seo en un comunicado recogido por Europa Press.

 

En sus 48 hojas, protegidas por una encuadernación de piel sobre tapa de madera, se imprimieron las actas del sínodo diocesano celebrado en Aguilafuente, Segovia, en 1472, que fue convocado por el bibliófilo Arias Dávila.

 

El impreso también cuenta entre sus páginas con algunas anotaciones a mano realizadas con posterioridad y fue restaurado en el Centro Nacional de Conservación y Microfilmación Documental y Bibliográfica en 1983.

 

Del Sinodal se conserva un único ejemplar, el que reposa en las estanterías del Archivo Capitular, aunque se desconoce el número de ediciones realizadas, puesto que, presumiblemente, habrían sido más.

 

El impresor Juan Párix desarrolló su actividad en Segovia hasta 1477, cuando se trasladó a la localidad francesa de Toulouse, donde falleció en 1502. Se estima en ocho libros los ejemplares que imprimió en la ciudad segoviana, de los cuales seis se conservan en el Archivo de la Catedral.

 

El Archivo Capitular de la Catedral de Segovia inició su andadura el 25 de enero del 1120 con la ordenación episcopal de Pedro de Agén como obispo de Segovia y su restauración de la Diócesis. Del año 1115 data el documento más antiguo conservado en sus fondos: una donación del Conde de Liébana, Carrión y Saldaña, Pedro Ansúrez, a don Martín, su clérigo, por diferentes servicios prestados.

 

En sus 901 años de historia continuada, el Archivo de la Catedral ha ido guardando diferentes escritos, libros de fábrica relativos a su contabilidad y documentos de gran importancia para la historia de Segovia y de España. Entre sus estanterías puede encontrarse una colección de 37 manuscritos, 716 pergaminos, 1.115 cajas con documentación, 214 códices, 90 planos y 534 incunables.

Además, destaca el Archivo musical de 5.400 partituras que van desde el siglo XVII hasta la actualidad, además de una colección de 82 cantorales, el Cancionero de la Catedral de Segovia --con 97 obras de música europea y española de la época de los Reyes Católicos-- y 15 libros de polifonía.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: