¿Un Oscar o C3PO? Pedroche la vuelve a liar con su vestido sin enseñar un centímetro de piel

Pedroche aparece embutida en un vestido de fibra de vidrio que calcaba su figura, en color dorado y que no le permitía llevar ropa interior.

La popular Cristina Pedroche lo ha vuelto a conseguir y, un año más, ha conseguido que millones de personas eligieran Antena3 para ver las campanadas... y ver el vestido que iba a llevar. Por quinto año consecutivo este era uno de los grandes alicientes de la noche (y de paso ha convertido a su grupo mediático en líder de las Campanadas) y Pedroche no decepcionó.

 

En los último años habían sido muy comentados sus estilismos por no dejar demasiado a la imaginación. El secreto se había guardado con celo y solo sabíamos que el modelo era una "reinvención de sí misma que reflejaba su personalidad por completo" que además "no le permitía llevar ropa interior".

 

A la hora de desvelarlo, la joven ha aparecido debajo de un vestido compuesto por un cuerpo negro y, atención, una parte central esculpida en fibra de vidrio reciclada y forrada de pan de oro, obra Jacinto de Manuel, a partir de la silueta de la joven. La escultura marcaba sus formas sin dejar ver ni un centímetro de piel.

 

En pocos minutos han salido las primeras comparaciones: con la estatuilla de los premios Oscar y con el famoso C3PO, el androide de protocolo de la serie Star Wars. Los tres comarten el color dorado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: