Un hombre confiesa haber matado a su exmujer, su exsuegra y su excuñada en Pontevedra

El lugar donde se ha producido el triple asesinato

Tres mujeres han sido asesinadas en la población pontevedesa de Valga por un hombre que se ha entregado en la Guardia Civil. 

Un hombre ha confesado haber matado a su exmujer, a su exsuegra y a su excuñada en la localidad pontevedresa de Valga  tras entregarse a primera hora de la mañana de este lunes en la Guardia Civil.

 

Según han confirmado fuentes próximas a la investigación, el hombre se ha entregado a primera hora de la mañana en un cuartel de la Guardia Civil en Ames.

 

Al parecer, el hombre ha cometido el triple crimen y se ha ido a su casa en A Coruña, desde donde ha llamado a la Guardia Civil para comunicar lo que había hecho. Con el asesinato de su exmujer, son ya 41 las asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año y 28 los menores que han quedado huérfanos. Ni la excuñada ni la exsuegra, también muertas, formarán parte de las estadísticas oficiales.

 

Ante los agentes, el ahora detenido ha manifestado haber matado a su exmujer y a la madre y a la hermana de ésta que podrían haber acudido a la ayuda de esta.

 

EN PRESENCIA DE SUS HIJOS

 

Fuentes de la investigación, los hechos sucedieron a primera hora de la mañana de este lunes en la parroquia de Carracido, en el lugar de Cordeiro, cuando la mujer abandonaba su domicilio para llevar al colegio a sus hijos menores, de cuatro y siete años.

 

En una finca anexa, la víctima ha sido sorprendida por su exmarido, del que se encontraba en trámites de separación, y que le ha disparado con un arma corta. En ese momento, según la primera reconstrucción, han salido en su ayuda su madre y su hermana, que también han recibido disparos mortales en presencia de los dos niños.

 

Posteriormente, el hombre ha regresado al municipio coruñés de Ames, donde residía con sus padres, y se ha entregado en un cuartel de la Guardia Civil.

 

SIN DENUNCIAS PREVIAS

 

Los servicios de emergencias recibieron la primera llamada de alerta poco después de las 8,00 horas, procedente de Valga. La exmujer del detenido tenía 39 años, mientras que la madre tenía 58 y la hermana 27 años.

 

La pareja estaba en trámites de separación, pero no constan denuncias previas ni órdenes de protección en vigor, según han confirmado fuentes judiciales. La comitiva judicial y los investigadores trabajan en la zona.

 

De confirmarse oficialmente, este sería el tercer caso de violencia de género registrado en Galicia en lo que va de año. Se da la circunstancia de que la primera víctima, el 10 de marzo, se produjo también en Valga y fue asesinada también con arma de fuego, mientras que el segundo caso, el 21 de julio, tuvo lugar en Vilalba (Lugo).