Tres personas suman una condena de cinco años y tres meses de prisión por tráfico de drogas

Imagen de archivo

Unas penas de cárcel que corresponden con la petición efectuada por la Fiscalía al ser aceptadas por las defensas de los acusados, por lo que no ha sido necesaria la celebración de juicio oral.

La Audiencia Provincial de Segovia ha condenado a tres varones a distintas penas de prisión que suman cinco años y tres meses por un delito contra la salud pública.

 

Al burgalés J.J.A.P., de 45 años, el tribunal la ha impuesto un año y nueve meses de cárcel y multa de 800 euros. Los otros dos varones son dominicanos. Se trata de R.R.C.G., 35 años, cuya condena es de dos años y de 1.000 euros de multa, y de A.F.P., de 31 años, a quien le corresponde un años y medio de prisión y una multa de 150 euros.

 

Unas penas de cárcel que corresponden con la petición efectuada por la Fiscalía al ser aceptadas por las defensas de los acusados, por lo que no ha sido necesaria la celebración de juicio oral. Igualmente, el Ministerio Público ha aceptado que R.R.C.G. pueda sustituir su pena por la de 16 meses de trabajos en beneficio de la comunidad. Una solicitud que sumaba a las relativas a los otros condenados, para en el abono de su condena se computase la prisión provisional.

 

Los hechos se remontan al 23 de abril de 2009, cuando J.J.A.P. fue encontrado en su domicilio de Riaza (Segovia) con 87,41 gramos de marihuana y 32,46 gramos de resina de cannabis, así como una balanza de precisión y dos básculas de precisión, entre otros objetos. Un hallazgo que llegaba a consecuencia de las investigaciones policiales efectuadas con intervenciones telefónicas, según detalla la sentencia.

 

El precio de la marihuana habría alcanzado en el mercado 287,57 euros, mientras que el hachís habría supuesto 158,72 euros.

 

Entre el 17 de diciembre de 2008 y el 22 de abril de 2009, J.J.A.P. Y R.R.C.G. mantuvieron distintas conversaciones entre ellos y también con otras personas para suministrarles cocaína. Unos hechos que ocurrían en las inmediaciones de la estación de Principe Pío, en Madrid. Asimismo, J.J.A.P. suministró a un tercero diversas cantidades de cocaína el 5 de febrero de 2009, en el bar La Tropical de la capital segoviana, según se ha considerado probado en la sentencia.

 

Por otro lado, en el domicilio de R.R.C.G., situado en Madrid, se encontraba el 23 de abril de 2009 la cantidad de 5,63 gramos de cocaína, con una riqueza del 55,67 por ciento, y otros 0,56 sin que conste su riqueza, además de 4.850 euros en billetes de diferente valor, básculas de precisión, una prensa hidráulica y otros objetos valiosos. La droga habría alcanzado en el mercado un valor de 773,22 euros.

 

Ese mismo día, se hallaban en el domicilio de A.F.P, también en Madrid, 29,22 gramos de marihuana, restos de cocaína y objetos para manipular la droga. El cannabis habría alcanzado un valor en el mercado de 96,13 euros.