Tres millones para sendas redes de caminos de acceso a parcelas agrarias en Valoria y San Pedro Samuel

Ha sido aprobado en el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León.

El Consejo de Gobierno de la Junta, en su reunión de este jueves, ha dado luz verde a un total de tres millones de euros para acometer sendas redes de caminos de acceso a parcelas agrarias en la zona de Valoria la Buena (Valladolid) y el término burgalés de San Pedro Samuel.

 

En el primer caso, las obras están destinadas a la creación de una red de caminos con 59 kilómetros de longitud que servirán de acceso a las parcelas concentradas y de comunicación entre núcleos rurales limítrofes o cercanos, o de unión de estos con vías de comunicación de orden superior, así como para limpiar algunos tramos del cauce del arroyo Maderazos. Las nuevas infraestructuras rurales mejorarán las explotaciones de 334 agricultores

 

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural va a ejecutar también infraestructuras rurales en la zona de concentración parcelaria de Valoria la Buena II. Esta zona comprende 3.415 hectáreas principalmente del término municipal de Valoria la Buena, en Valladolid, y una pequeña zona de los municipios de Cubillas del Cerrato y Dueñas, en Palencia.

 

En la misma línea, se ha dado luz verde a una inversión de 1.048.276 euros para la realización de obras de infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de San Pedro Samuel (Burgos) que abarca una superficie de 1.100 hectáreas que pertenecen a 125 propietarios.

 

Esta obra permitirá ejecutar una red de 34 kilómetros de caminos y crear una red de desagües con una longitud de 7,9 kilómetros. Además, se procederá a la restauración del medio natural mediante la plantación de árboles.

 

El proceso de concentración parcelaria que se está desarrollando en la zona permitirá pasar de las 2.539 fincas iniciales, con 20,3 parcelas de 0,43 hectáreas de media por propietario, a las 327 fincas de reemplazo, con 2,6 parcelas por propietario y una superficie media de 3,4 hectáreas, lo que supone multiplicar por siete el tamaño medio de las parcelas.