Tras la entrada de cinco fuerzas políticas Luquero propone "agilizar" los plenos

Clara Luquero

De esta forma pretende evitar que plenos con varias decenas de puntos en el orden del día se puedan alargar varias horas en el Ayuntamiento de Segovia.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero (PSOE), ha propuesto a los portavoces de los cinco partidos con representación en el Ayuntamiento --PP, UPyD, Ciudadanos e IU, además del suyo propio--limitar las intervenciones en los plenos con el fin de agilizar las sesiones, a las que se incorporan en este mandato dos nuevas fuerzas -UPyD y Ciudadanos--.

  

De esta forma pretende evitar que plenos con varias decenas de puntos en el orden del día se puedan alargar varias horas, hasta 15 ó 17 en algunos casos, según ha calculado, ya que solo una primera intervención podría extenderse cinco minutos por cada portavoz (25 en total), a lo que habría que sumar dos o tres minutos más por cada representantes y turno de réplica. .

  

Luquero ha subrayado que restringir las intervenciones tiene todo el sentido del mundo y que es una práctica común en muchos ayuntamientos y parlamentos. "Espero que nos pongamos de acuerdo, aunque creo que el sentido común ha de mandar en esto", ha apostillado la alcaldesa, quien este miércoles ha presentado un centenar de medidas que pondrá en marcha en sus cien primeros días de gobierno.

  

Sobre el mandato que acaba de comenzar, ha avanzado además que permanecerán liberados tres de los ediles que ya lo estaban en los últimos cuatro años: la responsable de Medio Ambiente, Paloma Maroto; el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada, y ella misma, quien en el pasado mandato ostentaba la Concejalía de Cultura, además de la Alcaldía.

  

Ha dicho no obstante que se liberarán algunos más a partir del próximo mes, una vez los ediles tengan claro el grado de compatibilidad de la cartera municipal con sus labores profesionales. Previsiblemente, según ha apuntado, serán José Bayón, responsable de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación, y Marian Rueda, encargada de Deportes, cuyo grado de liberación no se ha resuelto aún.

  

En principio serán cinco, uno menos que en el pasado mandato, y las remuneraciones no variarán. En este sentido, ha hecho hincapié en que el de Segovia figura como uno de los ayuntamientos de capital con liberaciones más bajas.

  

De hecho, ha asegurado que un diputado de base en la provincia cobra más que un edil segoviano o que la propia alcaldesa, algo que según ha lamentado ocurre en la inmensa mayoría de los consistorios. En Segovia, según ha apostillado, incluso se ha llegado a cometer injusticias con algún concejal al asignarle hasta 500 euros menos de lo que cobraba en su trabajo habitual.

 

La alcaldesa ha manifestado asimismo que la nueva Corporación municipal costará más dinero a las arcas municipales pues, entre otros aspectos, las comisiones informativas tendrán ahora más miembros, entre 11 y 13.