Actualizado 16:44 CET Versión escritorio
Segovia

Transporte escolar: obligatorios los cinturones de seguridad de tres puntos y sillitas infantiles

TRANSPORTE

Educación exigirá el próximo curso cinturones de más de dos puntos y sillas para transportar a los escolares.

Publicado el 13.03.2019

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha anunciado este martes que su departamento incluirá en los criterios de adjudicación de las licitaciones del transporte escolar a partir del próximo curso la obligación de contar con cinturones de seguridad de más de dos puntos y sillas adecuadas al peso de los alumnos para garantizar su seguridad.

 

Rey ha recogido el guante del procurador de IU-Equo, José Sarrión, que se ha hecho eco a su vez de las reivindicaciones de la Plataforma Cinco Puntos en su exigencia a la Junta para que garantice el transporte escolar seguro tras un incidente ocurrido el pasado 28 de septiembre de 2018 en la línea de transporte escolar Portillo-Aldea de San Miguel en la que una niña se quedó colgando de una pierna tras un frenazo del autobús en el que viajaba sujeta con un cinturón de dos puntos.

 

Tras reconocer el "incidente", el consejero ha recordado que el cien por cien de los escolares de Castilla y León llevan cinturón de seguridad en sus desplazamientos por carretera si bien ha admitido que el actual sistema es "efectivamente insuficiente" por lo que se ha comprometido a ir más allá y seguir el modelo de País Vasco, lo que situará a Castilla y León "también en la vanguardia del país en defensa de los escolares".

 

Rey ha aclarado no obstante que la normativa aplicable de transporte escolar es de carácter estatal y no exige sistemas de retención infantil ni cinturones de seguridad de más de dos puntos e, incluso, permite viajar sin cinturón si el vehículo es de antes de 2007.

 

Por su parte, José Sarrión ha invocado el "principio de prevención" y ha recordado que el Procurador del Común ha reclamado en 2008, 2014 y 2018 soluciones para este tipo de problemas ante el peligro para la seguridad de los niños.

COMENTARComentarios