Actualizado 06:44 CET Versión escritorio
Segovia

Técnicos de mantenimiento, soldadores, automatistas, camareros, puestos que cuesta cubrir en Castilla y León

Técnicos de mantenimiento, soldadores, automatistas, camareros son los puestos de trabajo que más cuesta cubrir en la comunidad autónoma de Castilla y León, según el informe Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento en España

Publicado el 10.07.2018

Según advierte la empresa de gestión de recursos humanos a este respecto, a pesar de que el paro ha bajado hasta los 3,16 millones de desempleados en España, cerca del 10 por ciento de las vacantes se queda sin cubrir y más del 20 por ciento se tiene que redefinir para encontrar al "candidato ideal".

 

En el caso concreto de Castilla y León, hay tres sectores que se ven afectados por la escasez de mano de obra por encima de los demás: el industrial, especialmente en las ramas de automoción y metal, la hostelería y la alimentación, aunque también *(técnicos de registros, de calidad y de validación) y para el telemarketing (teleoperadores).

 

Dentro del sector industrial en general hay dificultades para encontrar mecatrónicos, carretilleros, operadores de puente grúa, técnicos de mantenimiento (industrial, de parques eólicos, mecánica y eléctrica), electromecánicos y soldadores.

 

Según este informen, en perfiles como los operarios de grúa falta personal con el carnet, los electromecánicos y soldadores son "muy demandados" en esta Comunidad mientras que existen "muy pocos" profesionales y el avance de los procesos de automatización hace que haya poco perfiles con formación y experiencia para esta demanda, advierte Adecco.

 

Por su parte, en el sector del metal también faltan torneros, plegadores, caldereros y técnicos de CNC y en la automoción, "con mucha más presencia" en Castilla y León, hay dificultades para encontrar fresadores, carroceros, mecánicos, automatistas y técnicos robotistas.

 

Dentro de la hostelería hay escasez de camareros y cocineros, especialmente en temporadas altas, y en el sector de la alimentación echan en falta oficiales para la industria cárnica.

 

Según los cálculos de Adecco, estos perfiles se mueven desde los 17.000 euros brutos anuales que puede cobrar un soldador hasta los 30.000 euros de retribución de un automatista con experiencia. A esto se suma que muchos de estos perfiles han sido deficitarios incluso en los peores momentos de la crisis.

 

Entre las razones que explican esta situación Adecco destaca la escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos, los turnos cambiantes para determinados puestos, el dominio de idiomas, la búsqueda de candidatos muy especializados y los salarios poco competitivos.

COMENTARComentarios