Siete claves para evitar el desperdicio de alimentos en Navidad

Hasta un tercio de la comida de Navidad acabará en la basura de los hogares.

​​​​​Ya está aquí la Navidad y lo hace como cada año con las tradicionales comilonas de estas fechas en las que no puede faltar de nada sobre la mesa. Hablamos sobre todo de abundancia de comida que, si no se termina, luego hay que saber gestionar para que no acabe siendo desperdiciada. 

 

Según el último informe sobre el desperdicio alimentario en España, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el desperdicio de alimentos creció un 8,9% en nuestro país en 2018 hasta alcanzar los 1.338 millones de toneladas de comida desperdiciada. Según los expertos, las fiestas navideñas tienen un gran peso sobre estas cifras. "En Navidad se calcula que el gasto de los hogares españoles se eleva hasta un 20% respecto a un mes normal y la partida de alimentación es la que más crece llegando en ocasiones a triplicarse. De ahí que un mayor gasto en alimentos derive luego en más volumen de residuos. Hasta un tercio de la comida irá a parar a la basura durante estas fiestas", señala Oriol Reull, director de Too Good To Go en España, la app que lucha contra el desperdicio de alimentos.

 

El despilfarro de comida tiene consecuencias económicas, pues supone un coste medio de unos 250 euros por persona al año, y además tiene consecuencias medioambientales, pues no solo se desaprovechan los recursos naturales empleados para la producción de esos alimentos, como el agua o la tierra, sino que es responsable de hasta un 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

 

"Las navidades no pueden servir de excusa para tirar comida sino que deben aprovecharse para concienciarnos aún más y consumir de manera más responsable. Además aplicando cambios muy sencillos en nuestros hábitos durante estas fiestas conseguiremos no solo  reducir el desperdicio y aprovechar al máximo la comida, sino también ahorrar dinero y al mismo tiempo cuidar el medioambiente, evitando así un mayor impacto negativo para el planeta", añade Reull. 

 

Entonces, ¿qué se puede hacer para ayudar a que esta Navidad ningún alimento en buen estado termine en la basura? Desde Too Good To Go recuerdan que alrededor de un 42% del desperdicio de comida se produce directamente en los hogares, según datos de AECOC. La principal causa suele ser la de querer sorprender a los invitados con todo lo mejor y con el fin de que no se queden con hambre, aún a riesgo de excederse y luego tener que tirar. Algunas claves para evitar esto son:

 

  • Diseña el menú. Cuenta el número de comensales y calcula los ingredientes y las cantidades que necesitas comprar.  

  • Planifica la compra. Revisa lo que tienes o no en casa y haz una lista de la compra con lo que necesitas. Así evitarás el comprar por comprar.

  • Si no te gusta, no lo compres. A veces se adquieren productos simplemente porque son típicos navideños aunque no te gusten. Evítalos y así no los tendrás que tirar.

  • Organiza la nevera y la despensa. Esto te permitirá saber qué productos tienes consumir antes de que expire su fecha de consumo para darles salida y no tenerlos que tirar.

  • No improvises. Usando recetas podrás seguir mejor los pasos a la hora de preparar tus platos y no correr el riesgo de equivocarte y tener que tirar comida para volver a empezar.

  • Ajusta las raciones. Siempre es mejor dar la opción a repetir que poner comida de más en el plato y que luego lo que sobre acabe en la basura.

  • Conserva correctamente y reaprovecha. Todo lo que sobre distribuyelo en táperes y consérvalo en la nevera o el congelador para consumirlo más adelante. También puedes reaprovecharlo y elaborar nuevas recetas con lo que te ha sobrado. Por ejemplo el 26 de diciembre se celebra San Esteban en Cataluña y son tradicionales los canelones elaborados con la carne sobrante de la comida de Navidad.

 

¿Y qué pasa con las celebraciones en los restaurantes o los productos navideños que sobran en supermercados y otros comercios de alimentación como panaderías o fruterías, entre otros? Se calcula que la hostelería y el canal de distribución son responsables de hasta el 19% de todo el desperdicio de comida. En este sentido, cuando la celebración se hace en un restaurante se puede colaborar pidiendo para llevar la comida que haya sobrado. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: