Sí pero no; finalmente el partido del Bayern y Schalke será a puerta cerrada

De esta manera, queda anulado el permiso anterior de celebrar el partido con la presencia de 7.500 aficionados

El partido inaugural de la Bundesliga entre el Bayern Múnich y el Schalke se jugará este viernes sin público, según ha decidido este jueves la ciudad de Múnich debido al aumento de las cifras de contagio de coronavirus en la capital bávara.

 

De esta manera, queda anulado el permiso anterior de celebrar el partido con la presencia de 7.500 aficionados en el estadio del Bayern, que inicialmente contaba con el visto bueno del alcalde de la ciudad, Dieter Reiter.

 

Los políticos acordaron a principios de semana permitir que se llenara hasta el 20 por ciento de la capacidad de los estadios, pero al Bayern no se le concedieron los 15.000 que esperaba debido al aumento de las infecciones de coronavirus en la zona, situación que finalmente le obligará a jugar a puerta cerrada.