Segovia busca un nuevo joven embajador para promocionar el patrimonio

Jóvenes Emprendedores

Nace con el objetivo de promover y divulgar el patrimonio de las ciudades de la organización y estimular en los jóvenes el sentimiento de pertenencia al sitio declarado Patrimonio Mundial.

 

El Área de Turismo de Segovia ha presentado por segundo año consecutivo el programa Jóvenes Embajadores del Patrimonio Mundial a los estudiantes que durante el próximo curso continuarán sus estudios universitarios en el extranjero con una beca Erasmus. El programa Jóvenes Embajadores es una iniciativa de la Organización de las Ciudades Patrimonio Mundial (OCPM), de la que Segovia es miembro, que nace con el objetivo de promover y divulgar el patrimonio de las ciudades de la organización y estimular en los jóvenes el sentimiento de pertenencia al sitio declarado Patrimonio Mundial.

 

En la edición anterior, Mónica Fraile de la Paz, estudiante del Grado de Turismo en el Campus María Zambrano, fue la primera Joven Embajadora de Segovia en Grecia. Desde julio de 2015 y hasta febrero de 2016 Mónica hizo una gran labor de promoción de nuestra riqueza patrimonial y cultural en Tesalónica. Se reunió con varias instituciones públicas y privadas como el representante de turismo de Tesalónica, el Instituto Cervantes en Atenas y varias academias de idiomas, universidades, oficinas de turismo y establecimientos turísticos.

 

Durante su estancia en Tesalónica, Mónica iba contando las experiencias que vivía como Joven Embajadora y estudiante universitaria Erasmus en este blog, con repercusión en varios países europeos como Francia, Reino Unido, Polonia, Italia o Grecia y en otros como Estados Unidos, Argentina, Perú, Bolivia o Colombia. Promocionar Segovia en el exterior es una de las líneas de actuación del Área de Turismo. Para obtener los mejores resultados es importante contar con la colaboración de quienes están o van a estar fuera de la capital, contar con ellos como embajadores de la ciudad, convirtiéndose en perfecto medio de difusión de la riqueza turística.

 

Los jóvenes como Mónica que participan en el programa de Jóvenes Embajadores de la OCPM se comprometen a documentarse sobre el lugar Patrimonio Mundial al que van a representar, así como a contactar con las autoridades en destino, las delegaciones de Turismo, personal docente y alumnado de las universidades donde realizarán sus estudios para realizar presentaciones y otras actividades promocionales de la ciudad a la que representan. Los jóvenes embajadores de la OCPM, en compensación por esta misión, reciben una ayuda económica de 200 euros y una distinción del Ayuntamiento de su ciudad.