Segovia acoge una muestra sobre el impacto del cambio climático en países pobres

Foto: E. P.

El Palacio de Quintanar acoge hasta el 10 de enero una exposición de fotografías tomadas en Bolivia, Senegal y Guatemala en las que se presentan las consecuencias y el impacto que el cambio climático tiene en los países más pobres.

El Palacio de Quintanar de Segovia acoge hasta el 10 de enero una exposición de fotografías tomadas en Bolivia, Senegal y Guatemala en las que se presentan las consecuencias y el impacto que el cambio climático tiene en los países más pobres.

 

La muestra, con título 'Cambio Climático, desarrollo y ODS', ha sido organizada en colaboración con la Fundación Municipalistas por la Solidaridad y el Fortalecimiento Institucional (Musol) y promovida por funcionarios del programa de voluntariado en cooperación al desarrollo de los empleados públicos de la Junta.

 

Se trata de una de las actividades de sensibilización del proyecto de cooperación 'Mejora de la organización y producción agropecuaria en las subcentrales Montecillo y Wallatani de la Cordillera de Tunari, municipio de Tiquipaya (Cochabamba, Bolivia)', cofinanciado por la Junta de Castilla y León con 134.500 euros.

 

Dos profesionales de la Administración autonómica, Elena González-Santacana, de Ávila, y Susana Barredo, de Segovia, han participado en este proyecto y han colaborado para la puesta en marcha de la exposición en el Palacio de Quintanar.

 

Acompañado por la jefa del Servicio Territorial de Cultura, Ruth Llorente, y por ambas empleadas públicas, el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, ha recorrido este miércoles la muestra.

 

Las fotografías están organizadas en seis grupos que relacionan el problema climático y sus efectos con las mujeres, la salud, la pobreza extrema y el hambre, las infraestructuras, el medio ambiente y el agua.

 

Entre otros aspectos, la selección sirve para explicar cómo el incremento de la severidad de las sequías y la desertización provocan que las mujeres, uno de los colectivos más vulnerables en los países en desarrollo, tengan que trabajar más para asegurar recursos como el agua o el alimento, lo que les deja con menos tiempo para generar ingresos, educarse o cuidar de sus familias.

 

En las imágenes se observan, además, ejemplos de cómo el aumento artificial de gases invernadero en la atmósfera está amenazando la producción agrícola o la seguridad alimentaria; dificulta la sostenibilidad ambiental causando alteraciones profundas en los ecosistemas y en la cantidad y calidad de los recursos naturales, o afecta al acceso al agua potable por parte de millones de personas.