height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Se rocía de gasolina y se prende fuego después de que su mujer iniciara los trámites de separación

EMERGENCIAS 112

Uno de los hijos, de 29 años, se encuentra muy grave tras intentar apagar las llamas del cuerpo de su padre.

Un hombre de 61 años ha resultado este martes en Móstoles (Madrid) herido muy grave por quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento de su cuerpo al incendiarse a lo bonzo después de que su mujer, de 54 años y que también ha resultado herida grave por quemaduras, le haya comunicado que se separaba, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

 

Según las primeras investigaciones, el hombre, al conocer la intención de su mujer de iniciar el proceso de separación, ha cogido una botella con gasolina y se ha rociado el cuerpo entero, provocando una explosión en el piso donde se encontraba junto con su familia. De hecho, los bomberos de Móstoles, hasta cuatro dotaciones, han acudido al lugar para extinguir el fuego que ha afectado a la cocina y a la entrada.

 

Tanto la mujer como uno de los hijos, de 29 años, se han quemado tratando de evitar que lo hiciera. La primera, se encuentra en estado grave, con quemaduras de segundo grado en el 30 por ciento de su cuerpo y ha sido trasladada hasta el Hospital de Getafe.

 

El hijo, en estado muy grave, ha sufrido quemaduras de segundo grado en el 70 por ciento de su cuerpo e intubado ha sido ingresado en el Hospital de la Paz, ha informado un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

 

Además, se ha atendido a dos mujeres de 30 y 49 años con crisis de ansiedad, con pronóstico leve. Hasta el lugar se han trasladado diez dotaciones del SUMMA, entre ambulancias y otros vehículos, como coches de jefatura.

 

La Policía Nacional continúa con las pesquisas de este caso que puede ser considerado de violencia de género dado las circunstancias en las que el hombre ha decidido quemarse, provocando lesiones a las personas que estaban con él.