Se disuelve Parados en Acción por falta de ilusión e ideas

La Asociación Parados en Acción de Segovia ha quedado disuelta por la falta de integrantes, así como de nuevas iniciativas, ideas e ilusión.

 

El colectivo, que quedó constituido como asociación en marzo de 2013, nació para hacer oír la voz de los desempleados de la provincia, que suman 11.000 en la actualidad.

 

Según han informado fuentes de la agrupación a Europa Press, los socios no han respondido a los llamamientos para variar la directiva ni a la necesidad de personal para dirigir Parados en Acción. Así, sin apoyo ni gente por quien luchar, los seis o siete socios que quedaban han decidido dar de baja la asociación en los registros de la Junta y el Ayuntamiento.

 

"Esperamos que aquellos que cuando surgió se apuntaron creyendo que esto era bueno, ahora piensen qué han hecho ellos para que siguiera, los que pensaron que esto era una ETT ni siquiera tuvieron la decencia de darse de baja con cualquier motivo", han lamentado los miembros del colectivo.