height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Sanidad negocia con SATSE la subida de retribuciones pero recuerda que el Gobierno establece limitaciones

Foto: EUROPA PRESS

Sáez Aguado se compromete a seguir estudiando la cuestión, a pesar de los promblemas que plantea la administración central. 

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha afirmado que actualmente aborda con el sindicato de enfermería Satse las retribuciones del personal y su diferencia con otras comunidades, pero ha aclarado que hay limitaciones del Gobierno central que no permiten subirlas.

 

Sáez Aguado, durante el acto de presentación de una guía para detección e intervención en las demencias en Atención Primaria, se ha referido así a las críticas del sindicato sobre las diferencias salariales de este personal, que son inferiores en relación a la mayoría de las comunidades autónomas e incluso en caso de algunas especialidades pueden llegar a 700 euros.

 

En respuesta a Satse, el consejero ha asegurado que ahora se está hablando esta cuestión con el sindicato de enfermería, pero hay algunas limitaciones jurídicas porque las retribuciones de los trabajadores públicos la establece el Gobierno central, que en los últimos años ha presentado presupuestos con "limitaciones".

 

Así, se ha comprometido a seguir "estudiando" la cuestión pero ha insistido en que en este momento hay limitaciones a los crecimientos retributivos por parte de las administraciones públicas.

 

En cuanto a otras de las cuestiones planteadas por Satse durante la presentación de un Manual de Estilo en torno a la profesión de la Enfermería como es una indumentaria que les diferenciara de otros para que se valorara más su labor, el consejero ha recordado que en el ámbito hospitalario el personal está identificado, por lo que no es un problema general, y además a veces por un sistema de colores, en la lencería o en las tarjetas que utilizan.

 

En cualquier caso, ha señalado que los profesionales tienen el deber de informar de su profesión y el paciente tiene derecho a conocer quién le atiende, aunque reconoce que en ocasiones es difícil distinguir a cada uno a quien acude a una consulta al encontrarse cinco personas con bata blanca entre las que a veces se encuentran residentes y especialistas, por ejemplo, por lo que entiende que pueden ser cuestiones que siempre son mejorables.

 

En esta línea, el director general de Asistencia Sanitaria, Alfonso José Montero, recientemente nombrado en su cargo y hasta hace poco máximo responsable del Hospital Río Hortega de Valladolid, ha recordado que el personal lleva una tarjeta identificativa y una cinta con un color diferenciado.