Sam Bennett vence en la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos

El ciclista irlandés Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step), ganador de la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos 2020 - DECEUNINCK-QUICK STEP

El ciclista ganó tras un accidentado final con caída en el último kilómetro y tras un ataque que le dejó sin aire.

El ciclista Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) se ha impuesto este viernes en la cuarta y penúltima etapa de la Vuelta a Burgos, disputada entre Gumiel de Izán y Roa de Duero sobre 163 kilómetros, en un accidentado final con caída en el último kilómetro y tras un ataque que le dejó sin aire.

 

Sam Bennett aprovechó la caída en la parte delantera del pelotón justo debajo del arco de 1 kilómetro a meta. Una curva cerrada de derechas que cogió por la mejor posición el tren del Deceuninck-Quick Step, mientras que el FDJ y Bora entraron por el exterior.

 

Una caída en plena curva cortó al grupo. No hubo muchos implicados, pero sí se detuvo el ritmo. Y, entre los que pasaron el corte, el irlandés Sam Bennett, que era candidato de todos modos, esprintó en la subida final, unos 600 metros, a pleno gas para luego lanzarse en solitario al triunfo, segundo consecutivo para el equipo tras la del jueves del líder Remco Evenepoel en Picón Blanco.

 

Poco después, a 5 segundos, entró lo que quedaba de grupo de favoritos, con Arnaud Démare (Groupama-FDJ) segundo por delante de Giacomo Nizzolo (NTT Pro Cycling) , Davide Cimolai (Israel Start-Up Nation) y Lionel Taminiaux (Bingoal-Wallonie Bruxelles).

 

La victoria al esprint la intentaron evitar tres corredores del Kometa Xstra Cycling Team, equipo que fue el claro protagonista de una fuga del día formada por cinco integrantes: Damiano Cima (Gazprom), Willie Smit (Burgos-BH) y Diego Pablo Sevilla, Alejandro Ropero y Riccardo Verza (Kometa).

 

De ellos, Diego Pablo Sevilla y Alejandro Ropero fueron los que más aguantaron el tipo. Tras quedarse Verza y Smit, cazados a 29 kilómetros de meta, los dos Kometa restantes atacaron a Cima hasta agotarle, pero Sevilla y Ropero fueron engullidos por el pelotón a 12 de meta.

 

Una vez neutralizada la fuga, el ritmo del pelotón aflojó un poco a la espera de la batalla final por la mejor posición y por lanzar el esprint. En ese momento, a 9,8 kilómetros de Roa de Duero, una montonera afectó, entre otros, a David de la Cruz (UAE-Emirates), con el hombro arañado.

 

Este sábado se disputará la quinta y última etapa, la decisiva, entre Covarrubias y Lagunas de Neila sobre 158 kilómetros. Una etapa con una subida final al alto de las Lagunas de Neila (Especial) de 4,2 kilómetros al 11 por ciento de pendiente media, al que se llega tras enlazar el Alto del Collado (3ª), de 6,7 kilómetros al 3,8 por ciento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: