Rosa María Calaf 'matahombres' de la fiesta de Santa Águeda de Zamarramala

Rosa María Calaf (Foto: E. P.)

La periodista Rosa María Calaf, distinguida como Matahombres de Oro en la fiesta de Santa Águeda de Zamarramala (Segovia), ha apostado por "deshacer" confusiones y la idea de "rechazo" a la lucha feminista.

La periodista Rosa María Calaf, distinguida como Matahombres de Oro en la fiesta de Santa Águeda de Zamarramala (Segovia), ha apostado por "deshacer" confusiones y la idea de "rechazo" a la lucha feminista.

 

Calaf ha lamentado que se tienda a identificar ese movimiento como un "ataque" a los hombres con la pretensión de "sustituirlos". Algo que "no es verdad", según ha señalado en declaraciones, puesto que se trata de un afán por los derechos de la mujeres para lograr el espacio que les "corresponde" como "la mitad de la población" que constituyen.

 

La galardonada ha agradecido el premio y ha recordado que en su carrera ha intentado tener "muy presente" la visión de género. De este modo ha identificado la distinción como un reconocimiento a su contribución en ese ámbito.

 

En cuanto a la situación de la mujer en la sociedad actual, Rosa María Calaf ha argumentado que, por un parte, se atisba "cierto retroceso" en algunos sectores de la juventud. Una realidad que ha lamentado porque "se han perdido algunos avances". No obstante, también ha subrayado el "resurgir" de una parte de las mujeres que tratan de recordar que la lucha no ha terminado.

 

PAÍSES OPRESORES

 

Asimismo, Calaf ha denunciado que en los países donde las mujeres están "más discriminadas, oprimidas y reprimidas" se les quiere hacer creer que tienen que "resignarse", ya que "no hay nada que hacer". Además, en los países donde se han registrado más avances en este sentido, se extiende la idea de que "todo está hecho". Dos cosas que "no son ciertas", como ha criticado la periodista, que ha abogado por continuar el trabajo para no retroceder.

 

En sus palabras, Calaf ha reconocido haberse sentido discriminada en su carrera por el hecho de ser mujer. Pese a que ha puntualizado en que "nunca" ha tenido esa sensación en Televisión Española, sí ha experimentado en su trabajo la necesidad de demostrar "siempre" que era capaz de hacerlo, porque "parece que la capacidad no se suponga" por ser mujer.

 

En cuanto al galardón de Matahombres de Oro, que hace alusión a un alfiler que formaba parte del atuendo de las féminas, Calaf ha afirmado que pincharía con él a todos los que tratan de "confundir" sobre lo que realmente pretende el feminismo.

 

PREGÓN

 

El pregón de este año ha corrido a cargo de la vicepresidenta del coro ovetense Vetusta, Teresa Sánchez, que ha aludido a la tradición de la fiesta de Zamarramala, al nombramiento de las alcaldesas y al hecho de que , así como al "mérito" de muchas mujeres "a través de los siglos", como protagonistas de la lucha "por sus derechos".

 

El coro asturiano ha protagonizado la misa cantada en honor de la mártir. Además, tras el pregón de Sánchez, ha ofrecido varias piezas al público congregado en la plaza de las Alcaldesas de Zamarramala.

 

Precisamente, las alcaldesas de la fiesta de este año han recalcado que aún faltan "muchas cosas" por conseguir en el campo de la lucha por la igualdad de género. Maite Cocero ha solicitado a los hombres que continúen con su "ayuda y apoyo", porque los logros serán mayores si se avanza "todos juntos".

 

Mientras, Vanesa González ha asegurado que con la quema del pelele, un muñeco de trapo que se cuelga en la plaza zamarriega, se busca acabar con "los malos pensamientos". Asimismo, ha lamentado que los salarios de las mujeres se sitúen "un 2o por ciento" por debajo de los de los hombres.