height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Revés judicial para Rocío Carrasco: Pide unas medidas cautelares que el juez no ve

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco acaba de recibir un duro varapalo. El juzgado de Alcobendas no le ha dado toda la razón que ella esperaba. 

Han pasado casi 20 años desde que la hija la tonadillera Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco, se separara de Antonio David Flores y todavía siguen unidos, por llamarlo de alguna manera, como si de cordón umbilical se tratara. Una amor polémico pero lo que nadie se imaginaría es que 20 años después seguirían los litigios entre ellos. El divorcio llegaría en el año 2000.

 

A día de hoy, aunque ya lo sabemos los que seguimos esta historia con pena, la situación es que Rocío Carrasco ha querido permanecer en un discreto segundo plano de la opinión pública,  que no mantiene contacto con su familia materna, que no se habla con sus hijos que han decidido a irse a vivir con su padre Antonio David, y que mantienen un difícil caso judicial. Desde que falleciera su madre aquel 1 de junio de 2006, decidió no formar parte del panorama del corazón, a excepción de contadas ocasiones en las que se le ha visto cerca de su segunda familia de adopción las Campos, con las que guarda una estrechísima relación de lo más fraternal, y cuando ha participado en el programa que tuvo en antena Mediaset, Amigas y Conocidas.

 

Una vida muy discreta -junto a su marido el ahora abogado Fidel Albiac en el que encontró su paño de lágrimas- si no hubiera sido por aquella decisión de sus hijos de irse a vivir con el que fuera guardia civil que hizo que fuera la mesa camilla de las tertulias televisivas y de los medios que formamos del parte del cuore, de una forma muy cautelosa. ¿Qué había pasado? Pero llegaron las entrevistas por parte de los protagonistas, Antonio David y su mujer Olga Moreno, contando lo que habían vivido ellos y, por ende, esos niños. No teniendo las condiciones económicas de Rocío y con lo que supone vivir sin mamá, Rocío Flores Carrasco y cuando creció David Flores quisieron ir con su progenitor. Las reacciones no se hicieron esperar.

 

A LOS JUZGADOS

 

Rocío Carrasco, muy celosa de su intimidad, decidía ir al juzgado a pedir medidas cautelares para que nada se pudiera saber por formar parte de su intimidad y denunciando que había sufrido violencia de género por parte de Antonio David. Tal es el caso que el susodicho, antaño colaborador de Telecinco, veía justo el pasado mes de marzo de 2017 como se enfrentaba a una demanda admitida a trámite -que se remonta al año 2002- de malos tratos y lesiones psicológicas con una pena de por medio de cinco años. 

 

Un juzgado de Violencia sobre la Mujer consideraba que existían 'indicios razonables de criminalidad'. Esto sumía a Antonio David en una profunda depresión y le relegaba del programa en el que colaboraba Mujeres y hombres y viceversa.

 

Rocío Carrasco Mohedano, con abogado ya en casa, no le temblaba la mano y también denunciaba a Raquel Mosquera -mujer de su padre y actual participante del reality show, Supervivientes- y a su vuelta se encontrará con la desagradable noticia de dos demandas por desvelar en un Sálvame Deluxe que días antes de morir Pedro Carrasco, padre e hija tuvieron una gran bronca, dejando caer que esa fue la causa de su fallecimiento.

 

Ahora llegan noticias de que hay nuevos cambios y es que el juzgado de Alcobendas no ha aceptado todo lo pedido por la hija de la fallecida Rocío Jurado.

 

Rocío Carrasco Flores en su informe pericial de más de 100 páginas, pedía tres cosas en el auto: Que Antonio David no se ponga en contacto con ellaque este, su mujer y sus hijos no faciliten ningún tipo de información y la última que no se hable de ese informe perito psicosocial como ha podido saber Las Mañanas"Y ahí mete a Fidel Albiac, su marido incluso" como explicaba Vergara, ya que la demandante considera que puedes menoscabar su integridad y su interés personal, resumiendo que no quiere que nadie conozca nada de lo que ella ha argumentado en ese informe pericial.

 

Rocío Carrasco solicita textualmente que no haya contacto y que no se puede porque no hay contacto entre la partes. "Con estas medidas cautelares para que no se hable está demostrando absoluta desconfianza incluso de sus hijos pero el juzgado de Alcobendas entiende que no hay mala fe y después de haber estudiado el proceso no puede prohibir a futuro, es decir sin que haya pasado y que es evidente que Antonio David no tiene contacto con Rocío Carrasco por lo que el contacto no es posible", aclaraba el programa.