Reemplazo de cadera, ¿qué es mejor, total o parcial?

Prótesis De Cadera WIKIMEDIA

Los autores sugieren que las ventajas del reemplazo total de cadera pueden no ser convincentes.

Un gran estudio clínico de casi 1.500 pacientes en 10 países de todo el mundo ha comprobado que aquellos que tuvieron una reemplazo total de cadera tras una fractura tienen una función modestamente mejor después de dos años que los que tuvieron una artroplastia parcial, pero una mayor incidencia de complicaciones graves. Los autores sugieren que las ventajas del reemplazo total de cadera pueden no ser convincentes.

 

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad McMaster, en Canadá, y publicado en el 'New England Journal of Medicine' ha sido presentado en una conferencia de la Asociación de Traumatología Ortopédica de Estados Unidos.

 

"Las fracturas de cadera se encuentran entre las 10 principales causas de discapacidad global en adultos en todo el mundo", resalta el doctor Mohit Bhandari, investigador principal del estudio, profesor de cirugía en la Escuela de Medicina Michael G. DeGroote de McMaster y cirujano ortopédico, que agrega que estos adultos tienen un riesgo sustancial de muerte, complicaciones de salud y una calidad de vida reducida.

 

En ausencia de evidencia denitiva, añade, las pautas para los médicos han recomendado previamente el reemplazo total de cadera para la fractura del cuello femoral en personas que pudieron caminar antes de la fractura.

 

Sin embargo, el estudio mostró que aquellos que se sometieron a la hemiartroplastia (reemplazo parcial) podrían esperar resultados igual de buenos que aquellos con la artroplastia total de cadera más extensa. "Este es un gran cambio que tendrá un impacto en la atención clínica", asegura Bhandari.

 

Su coinvestigador principal, el doctor Thomas Einhorn, de la Universidad de Nueva York, agrega que "el impacto económico de estos hallazgos podría ser sustancial y conducir a un uso más apropiado de valiosos recursos de atención médica".

 

El ensayo se realizó en 1.495 pacientes de 50 años o más que habían podido caminar antes de sufrir una fractura desplazada del cuello femoral, en 80 centros en los 10 países de Canadá, Estados Unidos, España, Reino Unido, Países Bajos, Noruega, Finlandia, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

 

Descubrieron que el tipo de cirugía no tenía una inuencia signicativa sobre si había necesidad de más procedimientos de cadera en los siguientes 24 meses, o sobre la tasa de muerte. Se produjeron complicaciones graves en el 42 por ciento de las personas con reemplazo total de cadera, en comparación con el 37 por ciento de las personas con reemplazo parcial de cadera.

 

Aquellos que tuvieron el reemplazo total de cadera informaron una mejor función, menos dolor y rigidez, que aquellos con reemplazo parcial de cadera, pero la diferencia no se consideró estadísticamente signicativa.

 

Los autores concluyen: "Nuestros resultados sugieren que la incidencia de procedimientos secundarios después de dos años es similar para la artroplastia total de cadera y la hemiartroplastia. Las ventajas limitadas de la artroplastia total de cadera, así como el posible mayor riesgo de complicaciones, pueden ser particularmente importantes en regiones del mundo donde la artroplastia total de cadera no es fácilmente accesible o tiene un costo prohibitivo".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: