Recogen firmas para que la letra de Marta Sánchez sea la oficial del himno y la cante en la final de Copa del Rey

Marta Sánchez/ Europa Press Reportajes

Varias iniciativas publicadas en la plataforma Change.org piden que el himno de España sea cantado por Marta Sánchez al son del público en la final de Copa del Rey, y que la versión interpretada por la artista el pasado sábado en el Teatro de la Zarzuela se convierta en la letra oficial.

"Ante los pitidos existentes cuando suena el himno español en la final de Copa del Rey, con la canción nueva de Marta Sánchez dedicada al himno de España quiero dar un homenaje y empuje a nuestros símbolos nacionales. Y porque no, convertir al himno nacional que se cante con letra", sostiene Isaac Martín en la petición dirigida al Gobierno y a la Real Federación Española de Fútbol, y que cuenta con más de 3.700 firmas, en 23 horas de vigencia.

Por su parte, la Fundación Casa de España en México A.C ha iniciado otra petición, en este caso, dirigida a la propia Marta Sánchez y al Ejecutivo, para poner letra oficial al himno español y que este sea el compuesto por la cantante. Así, la solicitud acumula más de 1.690 apoyos en un día.

Ambas ideas ya fueron propuestas ayer por varios dirigentes políticos, entre ellos, el portavoz 'popular' en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons. "Vamos a movernos para que Marta Sánchez @Martisima_SoyYo cante su letra del himno de España en el césped, en la final de la Copa del Rey", solicitaba en un comentario en su cuenta de Twitter, que cuenta con más de 500 'retuits'.

"Yo voto porque la letra que ha compuesto @Martisima_SoyYo sea la oficial del himno Nacional. Si estás de acuerdo, haz RT!", ha escrito el presidente del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, en un comentario en la misma red social, compartido más de 900 veces.

No es la primera vez que se inician campañas en este sentido. En diciembre de 2016, más de 11.500 firmas se entregaron en el Congreso de los Diputados para solicitar que se estableciera una letra para el himno de España, concretamente, la compuesta por el autor madrileño Víctor Lago.

Asimismo, en septiembre de ese mismo año, Guillermo Delgado Ortega llevó a la Cámara Baja su proyecto 'Por la Libertad', una composición que se centraba en valores como la libertad, la paz o la igualdad. En aquella ocasión, el autor editó también un libro en el que explicaba cada estrofa de la composición, con fotografías y una versión en braille de la misma, gracias a la colaboración de la ONCE. Además, se editaron dos vídeos, uno más solemne acompañado de la Marcha Real y otro en versión flamenca.

La Comisión de Peticiones de la Cámara Baja --que canaliza las iniciativas ciudadanas-- viene recibiendo desde hace años las más diversas versiones del himno de España, que tiene más de 250 años y durante prácticamente todos ellos se ha mantenido sin letra.

Fuentes de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) han explicado que la entidad no cuenta con ninguna versión del himno de España registrada, "ni de Marta Sánchez ni de ningún otro" artista, dado que un cambio de esas características tiene que ser aprobado por el Parlamento, ya sea a propuesta del Gobierno, de los grupos parlamentarios o a iniciativa popular.

El actual himno nacional tiene su origen en la llamada 'Marcha Granadera', que data del siglo XVIII y su autor es desconocido. Mantenida así durante años, en 1870 el general Prim quiso encontrar un nuevo Himno Nacional, pero el concurso se declaró desierto: ninguna de las marchas presentada gustó lo suficiente.

Lo mismo ocurrió cuando el Comité Olímpico Español (COE) convocó un concurso para encontrarle letra en 2007. Pese a que el concurso tuvo su ganador elegido por un jurado de expertos en música e historia, finalmente la letra se retiró ante la controversia y el rechazo generado pues, nuevamente, no gustó la letra y se prefirió que el himno quedara sin letra.

HISTORIA DEL HIMNO NACIONAL

La primera vez que se recoge la 'Marcha Granadera' es en el Libro de Ordenanza de los toques militares de la Infantería Española, en 1761, que la contempla como la marcha militar española.

La historia cuenta que éste fue el himno nacional español no por orden de ningún rey, sino del arraigo popular en los propios ciudadanos de esta época: el rey Carlos III la declaró Marcha de Honor en 1770, y la costumbre popular la erigió Himno Nacional.

La 'Marcha Granadera' se popularizó como 'Marcha Real' entre los españoles del siglo XVIII porque era la música --tampoco tenía letra en aquellos años-- que se interpretaba en los actos a los que asistía la Casa Real.

En 1870, el General Prim quiso crear un nuevo Himno Nacional, pero el concurso se declaró desierto: ninguna de las marchas que se presentaban podía compararse en calidad a la Marcha Granadera, por lo que ésta se mantuvo como himno del país.

Unos años después, en 1908, el Músico Mayor del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos, Bartolomé Pérez Casas, hizo una readaptación del himno, y así se ha mantenido hasta nuestro siglo.

En todos estos años, la 'Marcha Granadera' ha sido el himno nacional de España, con sólo una interrupción: durante la II República (entre 1931 y 1939), cuando se adoptó el Himno de Riego, que sí tenía letra.

Durante la Guerra Civil, Francisco Franco restableció la Marcha Granadera en sus territorios, haciéndola oficial en toda España tras su victoria a través de su publicación en el BOE del 17 de julio de 1942. En esta norma no aparece partitura alguna del himno, lo que hace entender que continuó con la de Pérez Casas.

Pese a que la partitura de Pérez Casas fue la vigente durante todo el Franquismo, el estado no tenía sus derechos: los adquirió de los herederos del músico en 1997, ya en democracia, cuando también se encargó al Coronel Director de la Unidad de Música de la Guardia Real Francisco Grau su adaptación respetando la armonización de Pérez Casas pero recuperando la composición y tonos de origen.

Con la llegada de la democracia y la aprobación de la Constitución española, también se acordó que el himno --como el resto de símbolos del Estado, como la bandera--, debían estar configurado jurídicamente, y así fue: el himno nacional está regulado por un Real Decreto de 1997 en el que, entre otras cosas, se describen los compases musicales y se determina cuándo se puede tocar.