Palazuelos de Eresma reforma el vial principal que une la localidad con Tabanera del Monte

DIPUTACIÓN DE SEGOVIA

Los trabajos tenían un presupuesto de 150.000 euros, de los que la institución provincial ha aportado 50.000.

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, se ha desplazado esta semana al municipio de Palazuelos de Eresma a comprobar el estado de las Calles Escuela Vieja, en el propio núcleo de Palazuelos, y la calle Camino de Palazuelos en el de Tabanera del Monte, que se han pavimentado y urbanizado con una ayuda de la institución provincial.

 

La actuación, que está concluida solo a falta de algunos pequeños remates, conllevaba acometer las obras necesarias para la pavimentación (asfaltados, ejecución de aceras), dotar de accesibilidad toda la zona de actuación con un nuevo acerado y completar servicios urbanos en ambos viales. Los trabajos tenían un presupuesto de 150.000 euros, de los que la institución provincial ha aportado 50.000.

 

Vázquez ha estado acompañado en su visita por el diputado de Acción Territorial, Basilio del Olmo, el alcalde de Palazuelos de Eresma, Jesús Nieto, y los concejales Susana Domínguez e Hilario Lázaro.

 

El vial formado por ambas calles, supone el itinerario principal que une los núcleos de Palazuelos de Eresma y Tabanera del Monte, y constituye el eje central del pueblo. Además, es el acceso utilizado para llegar al colegio y al polideportivo, por lo que es muy utilizado.

 

En estas calles existían tramos que se encontraban en tierra y no disponían de acerados, alternándosecon tramos donde el firme ejecutado en hormigón presentaba deficiencias. Esto provocaba que en época de lluvias los itinerarios peatonales se convirtieran en barrizales, lo que dificultaba el tránsito, y en períodos secos se generaban constantes polvaredas. La actuación ha mejorado el pavimento asfáltico que se encontraba en un estado deficiente.

 

Al carecer algunos tramos de dichas calles de aceras, la urbanización se ha completado construyendo una calzada de dos sentidos de siete metros de ancho, excepto dos tramos donde el ancho se ajusta a seis metros para dar cabida a los itinerarios peatonales, con intención de forzar la circulación, a velocidades inferiores a 40 kilómetros por hora. También se ha realizado una franja de aparcamiento de 2,10 metros en los tramos donde el ancho de acera lo ha permitido.

 

Se ha completado con el traslado de la línea de alumbrado a la nueva acera de poniente y se han prolongado las redes de abastecimiento, saneamiento, suministro eléctrico y telecomunicaciones, conexionándolas a las redes existentes.

 

La pavimentación de la calzada en los tramos donde se ha incrementado la existente se ha realizado mediante la aplicación de una capa de 20 centímetros de zahorra artificial, una capa de 5 centímetros de G-20 y otra capa de mezcla bituminosa en caliente de 4 centímetros de espesor.

 

También se han mantenido las alineaciones existentes y las rasantes se han adaptado a los niveles de las entradas existentes y a la rasante del terreno, lo que ha evitado encarecimientos e incomodidades en la obra. En este sentido ha sido prioritario la evacuación de aguas por la superficie de calzadas, y para ello se han adaptado las arquetas, pozos existentes y las instalaciones que lo han requerido a la nueva rasante. Además, se han construido nuevos imbornales y pozos de registro en la red existente, creando el inicio de la red de aguas pluviales.

 

Las aceras se han realizado en baldosa hidráulica de cuatro pastillas sobre solera de hormigón. Los bordillos que delimitan aceras son de hormigón vibroprensado de doble capa y se han colocado más o menos elevados según las circunstancias y amplitud de cada paso.