Muere a los 104 años Olivia de Havilland, última superviviente del Hollywood clásico

Olivia de Havilland

Inolvidable Melania en 'Lo que el viento se llevó', tras el adiós de Kirk Douglas era la última gran estrella viva de la época dorada de Hollywood.

Olivia de Havilland, la última gran estrella clásica de Hollywood ha fallecido mientras dormía en su casa en París, Francia, el sábado. La noticia de su fallecimiento ha sido confirmada por su antigua abogada Suzelle M. Smith a la revista Variety. “Anoche, el mundo perdió un tesoro internacional, y yo perdí a una amiga y cliente querida. Murió en paz en París”. La actriz, ganadora dos veces del Oscar de la Academia, tenía 104 años que cumplió el 1 de julio. 

 

Con la muerte de Kirk Douglas el pasado mes de febrero, era la única representante de la edad dorada de Hollywood.

 

De Havilland, recordada siempre por la Melania de 'Lo que el viento se llevó' era hermana de la también actriz, Joan Fontaine, con quien no mantuvo relación desde 1975 hasta el fallecimiento de esta, 38 años después.

 

 

Nacida en Tokio en 1916, la actriz vivió una infancia caracterizada por un delicado estado de salud, la opresión de su totalitaria madre y la enemistad con su hermana Joan Fontaine. Con tan solo 19 años debuto en el mundo del cine y, de allí, llegó directa al estrellato hasta lograr dos premios Oscar como mejor actriz protagonista por 'La vida íntima de Julia Norris' (1946) y 'La heredera' (1949).

 

Son innumerables los aspectos reseñables de la vida de Olivia: las muchas películas protagonizadas junto a Errol Flynn, su lucha judicial contra los estudios de cine de la época por las duras condiciones de sus contratos, su retiro a Paris al final de la carrera.