Más de un centenar de personas completa la quinta etapa del Camino de San Frutos

Camino de San Frutos (Foto: E. P.)

Con motivo de la cercanía de la fiesta del patrón de Segovia el próximo 25 de octubre.

Más de un centenar de personas han completado este domingo la quinta etapa del Camino de San Frutos, organizada por la Diputación de Segovia a través de Prodestur, con motivo de la cercanía de la fiesta del patrón de Segovia el próximo 25 de octubre.

 

Dos autobuses facilitados por el organismo de Turismo de la institución provincial han llegado a las 10.20 horas a Sebúlcor, municipio donde comenzaba una marcha de más de 14 kilómetros en la que tampoco han faltado el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, y la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, señala la institución provincial a través de un comunicado.

 

Ambos han acompañado a los peregrinos a lo largo de todo el camino, en el que la lluvia se ha hecho presente de forma intermitente en algunos tramos del recorrido, pero que no ha impedido que los caminantes llegasen hasta la ermita del Santo con algo de lluvia sobre sus abrigos y mochilas, pero con satisfacción por que el día hubiese resultado mejor de lo que auguraban los mapas del tiempo.

 

La mayoría de peregrinos, fieles a estas rutas organizadas desde octubre de 2017, tenían además la motivación extra de ver completar un itinerario que empezaron hace dos años y que hoy culminaban recibiendo la 'Pajarera', el diploma que les acreditaba haber completado todos los recorridos propuestos de manos del presidente y la diputada, quienes bromeaban acerca del alto ritmo marcado por los primeros marchantes.

 

Orientados por un guía de la empresa Valle del Pirón Turismo Activo, los senderistas han dejado atrás las ruinas de la aldea de San Miguel de Neguera y tras unos kilómetros por la carretera que lleva hasta la ermita, han caminado junto a la orilla del río Duratón, disfrutando, todo lo que el ritmo y la climatología permitían, de los colores del otoño, que desde arriba hacían que sólo la vista del paisaje valiese la pena la caminata.