Mañueco toma el mando en el asunto de las 35 horas y Tudanca le acusa de cargarse el Diálogo Social en tres meses

El presidente de la Junta ha reiterado su compromiso inequívoco con la aplicación de esta medida.

El presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado en el pleno de las Cortes que convocará esta semana a los sindicatos para impulsar la negociación sobre el desarrollo de las 35 horas de la jornada laboral de los empleados públicos de la Junta de Castilla y León.

 

Fernández Mañueco ha reiterado su compromiso inequívoco con la aplicación de esta medida, que, en sus palabras, necesita abordarse desde todos los ámbitos y que se cumplan tres premisas. La primera es que la calidad de los servicios públicos no se vea afectada; la segunda es la equidad, es decir que beneficie a todos los empleados públicos de la Comunidad; y la tercera es la sostenibilidad, de tal forma que se pueda mantener en el futuro porque la Junta está sometida a estrictas medidas del gasto y del déficit público por parte del Gobierno de España.

 

De este modo ha respondido el presidente de la Junta al secretario regional del PSOE y portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, que ha afeado a Fernández Mañueco no haber aplicado el acuerdo suscrito por la Junta de Castilla y León con los sindicatos a 5 días de las elecciones autonómicas del mes de mayo.

 

Fernández Mañueco ha asegurado que ha realizado un repaso "detenido y minucioso" de todas sus declaraciones sobre este asunto para ratificar el "inequívoco cumplimiento" de este acuerdo "en esta legislatura", cuando se acuerde con los representantes sindicales en los órganos de negociación y siempre que se cumplan tres premisas: mantener la calidad de los servicios públicos, equidad para todos los empleados públicos y sostenibilidad del sistema.

 

El presidente ha abogado por afrontar este proceso, "complejo y difícil", desde la serenidad, el sosiego, la lealtad y el diálogo, frente a la "foto fácil", el marketing y el postureo que ha achacado al líder del PSOE a quien ha advertido del peligro de generar expectativas alegremente cuando se puede poner en riesgo la calidad de los servicios públicos.

 

Por su parte, Tudanca ha reivindicado la importancia de cumplir la palabra dada para advertir al presidente de la Junta de que en "apenas tres meses de Gobierno" se va a "cargar" el Diálogo Social, seña de identidad de Castilla y León que, en estos momentos, no tiene a nadie al volante.

 

El socialista ha achacado a un "indolente" Fernández Mañueco que haya preferido ser "presidente a cualquier precio" para instarle a "serlo" y a empezar a gobernar "de una vez", con una exigencia concreta para que rectifique la "barbaridad" anunciada desde su gobierno bipartito con Ciudadanos respecto a la sustitución de médicos en los consultorios del medio rural por enfermeras.

 

 

Noticias relacionadas