Los tres exjugadores de la Arandina mantienen el último día de juicio que es una denuncia "falsa"

Las defensas han peido que se aplique el error de prohibición porque los exjugadores no conocían la edad de la víctima y no sabían que era delito mantener relaciones sexuales con menores de dieciséis años.

Los tres exjugadores de La Arandina CF, R.C.H., C.C.S. 'Lucho' y V.V.R. 'Viti, acusados de un delito de agresión sexual a una menor de quince años en 2017, han reafirmado este jueves su inocencia en la última sesión de la vista oral del conocido como 'Caso Arandina' y han pedido "que se haga justicia".

 

Los tres exjugadores han hecho uso de turno de palabra en la última sesión de la vista oral, en la que tanto la fiscal como las acusaciones han mantenido sus peticiones de penas.

 

A la salida de la Audiencia Provincial de Burgos, R.C.H. ha declarado ante los medios su inocencia y ha confiado en "que se haga justicia", mientras que su abogada, Olga Navarro, ha explicado que el joven se ha tenido que salir del juicio por su estado de nerviosismo y ha destacado que las penas que solicita la acusación son "una barbaridad", algo que ha achacado a lo mediático del caso. "Ha arruinado la vida a tres chicos", ha añadido.

 

Por su parte, C.C.S ha atendido a los medios para "dejar claro" que estos dos años han sido "un infierno" y ha pedido "que se haga justicia con la gente que es inocente", a la vez que ha reafirmado su inocencia y ha pedido "a la gente" que también apoye a las víctimas de las denuncias falsas.

 

También a la salida del tribunal se ha pronunciado V.V.R, quien ha confiado en que todo "se solucione" y ha lamentado el "cúmulo de mentiras", mientras que ha reafirmado que es "inocente". "No he hecho nada a nadie, esto es increíble", ha aseverado.

 

Su abogado, Rafael Uriarte, ha destacado que el hecho de que las acusaciones hayan mantenido las solicitudes de penas es una rutina "absurda y cruel" y más cuando se ha hecho "sin fundamento" y apoyadas en "cuatro reflejos medio colocados a la fuerza".

 

ÚLTIMA SESIÓN

 

Por otro lado, la abogada de la víctima, Patricia Estévez, ha destacado la importancia de la última sesión de la vista oral y ha confiado en que el tribunal dicte sentencia "lo antes posible".

 

Luis Antonio Calvo, quien ejerce de acusación popular en representación de la Asociación Clara Campoamor, se ha mostrado "convencido" de que los tres exjugadores son culpables de los hechos denunciados por la menor y espera que se dicte sentencia declarando la culpabilidad porque entiende que "es lo justo y lo que exige la víctima".

 

Calvo ha explicado, además, que las defensas han pedido que, en caso de que se les condene por los hechos que se juzgan, se aplique el error de prohibición porque los exjugadores no conocían la edad de la víctima y no sabían que era delito mantener relaciones sexuales con menores de dieciséis años.

 

El letrado ha indicado, por otra parte, que uno de los elementos "fundamentales" que ratifican lo declarado es que todos los teléfonos estuvieron inactivos durante el tiempo transcurrido entre las 20.00 y las 21.20 horas de aquel día, lo que "significa que algo pasa en ese tiempo".

 

El Ministerio Fiscal ha empleado un tiempo de aproximadamente 40 minutos para presentar sus valoraciones finales, mientras que la acusación particular lo ha hecho en 25 minutos y la popular en 20 minutos.

 

Por su parte, la defensa de C.C.S h empleado 70 minutos en su exposición de conclusiones, mientras que las otras dos defensas han empleado unos 25 minutos cada una en sus turnos de intervención.

 

SOLICITUD DE PENAS

 

El Ministerio Fiscal solicita para los acusados penas que suman un total de 118 años de prisión, ya que pide 40 años de internamiento para R.C.H y 39 para cada uno de los otros dos acusados, C.C.S y V.R.R, por un delito continuado de agresión a la menor y sendos delitos de agresión sexual a menor.

 

Unas penas a las que añade la solicitud de una indemnización conjunta y solidaria a la menor, a través de sus padres, de 50.000 euros por el daño moral causado, a los que habría que sumar otros 20.000 euros más por parte de R.C.H por su implicación en los hechos.

 

La acusación particular solicita, por su parte, 20 meses de cárcel para cada uno de los acusados por un delito contra la libertad sexual y 15 más de prisión para R.C.H por un delito continuado de agresión sexual y la misma pena para los otros dos procesados, por sendos delitos de agresión.

 

Finalmente, la Asociación Clara Campoamor eleva hasta los 130 años y seis meses la petición de cárcel conjunta, al solicitar 43 años de internamiento para cada uno de los tres jóvenes.

Comentarios

Juan Luis 01/12/2019 13:25 #1
La denuncia no puede ser falsa. Puede serlo el contenido.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: