height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Los nuevos límites a los que saltan los radares de tráfico

Radar

Una sentencia del Tribunal Supremo establece los márgenes a partir de los cuales una 'foto' de radar nos puede costar una multa.

El Tribunal Supremo ha querido aclarar los márgenes de error con los que trabajan los radares de tráfico, los que ponen miles de multas por exceso de velocidad cada año a los conductores: estos son los 50 en los que más caemos. El asunto no es baladí porque en 2016 la DGT estableció unos márgenes de funcionamiento para los cinemómetros que se aplican a la hora de multar por una infracción. Desde entonces, se popularizó entre los conductores la velocidad a la que saltaban los radares y hasta la que te podías librar de la multa. Sin embargo, eso ha cambiado.

 

Hasta ahora, Tráfico aplicaba dos márgenes diferentes para los radares en función de su tipo. El de los móviles era del 7%, mientras que el de los fijos es de 5%. Ahora, el Supremo establece tres tipos de radares a los que se aplica el margen correspondiente. La primera clase son los radares fijos, aquellos que están ubicados de forma permanente. Luego están los radares móviles en sentido estricto, que son los que calculan la velocidad en marcha; son los que van en coches de tráfico y, desde hace una semanas, en las motos de la Guardia Civil. Y por último están los móviles estáticos, que miden la velocidad en parado, pero que pueden ser cambiados de lugar por los agentes, y que son los que suelen estar en trípodes.

 

A partir de ahora, el margen de los radares queda fijado en un 5% para los móviles estáticos, el mismo que se aplica para los radares fijos. Y se mantiene el 7% de margen para los móviles en sentido estricto.

 

Este cambio surge a raíz de un caso en Pamplona, en el que la Audiencia Provincial de Navarra condenó a un conductor por conducir a 214 km/h, aplicando el margen de error del radar que lo captó en un 5%. El condenado fue absuelto, pues el juzgado entendía que debía haberse aplicado un margen del 7%. 

 

La diferencia entre el 5% y el 7% puede ser fundamental a la hora de que un exceso con el acelerador nos cueste o no una multa. Así quedan las velocidades máximas en función del margen establecido a los diferentes límites de velocidad:

 

Limites de velocidad Margen del 5% Margen del 7%
50 km/h 52,5 km/h 53,5 km/h
90 km/h 94,5 km/h 96 km/h
100 km/h 105 km/h 107 km/h
120 km/h 126 km/h 128,5 km/h

 

Así que, en función del tipo de radar que nos 'pille' cometiendo una infracción, la velocidad a partir de la cual nos pueden multar ha variado y depende del tipo de radar y del límite fijado en la carretera. Así, en zona urbana el margen es muy escaso, 3,5 km/hora; igual que una nacional con límite de 90 km/hora, en la que más allá de 96 km/h salta el radar y tenemos multa.