Los nombres con referencias franquistas desaparecerán de nueve calles de la capital tras un encendido debate

El voto de calidad de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, permitirá eliminar los nombres con referencias franquistas de nueve calles de la capital segovianas, entre ellas la de la avenida Fernández Ladreda, cuyo cambio de nomenclatura es objeto de polémica por la oposición de vecinos, comerciantes y empresarios.

La modificación de las denominaciones se ha tratado en el Pleno municipal. La ausencia del concejal del PP José Antonio Garvía ha favorecido el empate en una votación que se ha decantado a favor del cambio gracias al voto de calidad de Luquero.

 

Además del Grupo Municipal Popular, en contra del dictamen se ha manifestado el edil no adscrito Javier Arranz, quien ha solicitado la retirada de este punto y del resto de dictámenes del Orden del Día por considerarlos "ilegales", argumentando que como concejal no adscrito no fue convocado a las comisiones informativas de los que emanan.

 

El concejal ha presentado asimismo una enmienda a la totalidad al punto referido al cambio de placas y ha propuesto la retirada del expediente del Pleno para su mejor estudio; la solicitud de informes jurídicos e históricos para determinar qué calles, símbolos o monumentos están afectados por la Ley de la Memoria Histórica para completar el expediente, que considera "incompleto", y la apertura de una consulta popular a todas las personas interesadas y/o afectadas de la ciudad. La enmienda finalmente no ha prosperado.

 

Por su parte, los 'populares' han rechazado la propuesta de modificación de nombres por considerar que no cumplía con los requisitos establecidos en el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica ni con lo establecido en el Reglamento de Honores y Distinciones. A su juicio, esta se encuentra fundamentada únicamente en una decisión "arbitraria" consensuada por los concejales socialistas con IU, en referencia al pacto de gobierno entre ambos, en el que se recoge la exigencia de IU de retirar el callejero franquista.

 

El PP cree además que no se ha tenido en cuenta la opinión de la mayor parte de los vecinos, comerciantes y empresarios, a los que los cambios "generan molestias y trastornos. Queremos dejar claro que no nos oponemos al cumplimiento de la Ley, sino a la forma que tiene el Gobierno Municipal Socialista junto con su socio de gobierno, el concejal de IU, Luis Peñalosa, de aplicarla", han advertido los 'populares', que aseguran que la cercanía de las elecciones y la necesidad de contar con el apoyo del concejal de IU han hecho que el Gobierno Municipal Socialista "haya acelerado los trámites para cambiar el nombre de las calles".

 

En este sentido, señalan que si hubiera tenido voluntad el Equipo de Gobierno habría cumplido la Ley en 2007, cuando se aprobó, y habría habido tiempo de sobra para actuar correctamente, atendiendo a los requisitos de la normativa y del Reglamento de Honores y Distinciones. "Seguimos pensando que en Segovia hay problemas y asuntos mucho más prioritarios que el cambio de las calles y los segovianos no nos merecemos que por debilidad, falta de criterio y liderazgo para regir los destinos del Ayuntamiento por ese pacto de gobierno entre PSOE e IU, pierdan peso frente a un tema, como es el cambio del nombre de las calles, que ni se ha hecho bien, y que solo va a traer quebraderos de cabeza a nuestros vecinos", ha aseverado.

 

El Grupo Municipal Socialista ha incidido por su parte en que se ha de dar cumplimiento a la Ley de la Memoria y ha expresado que consultar a los vecinos sobre el cambio es tanto como dejar en sus manos el cumplimiento de la legalidad, de manera que se ha pulsado la opinión exclusivamente sobre aquello que se podía consultar, como es el caso del nombre alternativo que prefieren para sus calles y plazas.

 

UN DEBATE ENCENDIDO

 

Clara Luquero ha resaltado su orgullo por ser la alcaldesa que ha impulsado el cumplimiento de la Memoria Histórica en la ciudad. "No hablemos de plazos ni tiempos, ahora la alcaldesa soy yo y la Memoria Histórica se cumple porque es nuestra obligación como institución que representa a todos los ciudadanos", ha exclamado.

 

El debate, que se ha prolongado por espacio de hora y media, ha discurrido con cierta tensión. El edil de IU, Luis Peñalosa, ha considerado que las propuestas de Javier Arranz son "fruto de la inmadurez" o del asesoramiento del nuevo bufete de abogados 'Arahuete & Peter Pan', en alusión al exalcalde y el grupo musical del propio Arranz, mientras que este ha tachado de "hipócrita y soberbio" a Peñalosa, a quien ha acusado de considerarse "el más rojo de la ciudad" cuando, según ha agregado, es "igual" que el portavoz 'popular', Jesús Postigo.

 

"Lo que pasa es que él es de derechas y usted de izquierdas", le ha recriminado antes de ser llamado al orden por la alcaldesa. El concejal no adscrito ha reclamado que se cambien también los nombres de las calles dedicadas a familiares de Peñalosa o del edil socialista Javier Giráldez, que ocuparon puestos durante la época de Franco. "Saquen pecho", les ha pedido el edil.

 

La modificación de apelativos afectará principalmente al barrio de San José, aunque también a la avenida Fernández Ladreda y la calle General Varela.