Los lobos atacan por cuarta vez este mes la misma explotación de Cerezo de Arriba

Una explotación ganadera de la localidad segoviana de Cerezo de Arriba, en la zona este de la sierra, ha sufrido el cuarto ataque de lobos en un mes. Como consecuencia del último ataque un ternero ha sufrido daños graves y otro se halla en paradero desconocido.

 

Fuentes de UCCL en Segovia han indicado que la desesperación del ganadero es absoluta y que el manejo de su rebaño de vacas, que se encuentran asustadas y huidizas, se le hace cada vez más difícil.

 

En la zona, comprendida entre Riaza y el puerto de Somosierra, se están produciendo ataques continuos en las explotaciones, tanto de vacuno como de ovino, por lo que los animales han entrado en una situación de estrés permanente, pues se asustan ante cualquier estímulo o movimiento extraño y reaccionan con estampidas.

 

Ello influye, según advierte UCCL, en la forma del manejo de los rebaños, así como en la productividad, lo cual no se contabiliza en ningún baremo oficial y, sin embargo, sí se añade de forma directa a las propias bajas producidas por los ataques.

 

"Resulta desolador para los ganaderos ver la situación de sus rebaños, se está generando una situación de ansiedad difícil de soportar, ya que no saben lo que se van a encontrar cada mañana cuando van a cuidar su ganado", indica la organización agraria, que lamenta que las denuncias y las llamadas "desesperadas" de los propietarios no han "sensibilizado" a la Junta, "que hace oídos sordos ante un problema gravísimo, que amenaza con serlo aún más de no tomarse urgentemente las medidas necesarias".

 

UCCL ha solicitado al Servicio Territorial de Medio Ambiente en Segovia una reunión, en la que quiere reclamar  un procedimiento para que, vía patrimonial, se indemnice al ganadero por todos los daños producidos por los lobos, incluyendo el coste real de la res a precio de mercado, curas, daños al rebaño y lucro cesante, en un plazo que no debe sobrepasar un mes desde la fecha del ataque.

 

En la actualidad, según asegura, a las reclamaciones que la organización ha realizado por vía patrimonial la Administración ha contestado cuatro o cinco meses después para informar de la admisión a trámite del procedimiento, lo que a juicio de la agrupación "refleja por sí mismo la intención política de la Junta de tratar este asunto". "Está dando largas, evita pagar si puede,  y cuando lo hace, es tarde y con unos baremos de miseria", se ha quejado.

 

UCCL urge además la eliminación de algún ejemplar en la zona afectada, como ya  se ha hecho  en algunas ocasiones en zonas con especial intensidad de ataques, ya que esta es la única forma de frenar el número de asaltos y reducir por tanto la presión sobre los ganaderos.

 

"Entendemos que la Administración Regional está en condiciones de realizar esta eliminación sin que ello suponga en absoluto un perjuicio para la población de lobos, ya que según sus propios datos esta se ha incrementado un 20 por ciento en la región desde 2001, siendo este aumento significativo en Segovia, donde el número de manadas se ha duplicado, pasando de cinco a diez", ha agregado.