height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Los investigadores se marchan de España: ¿por qué?

El 10% ha contestado que sí tienen esperanzas de regresar, mientras que 20 por ciento han señalado que no creen que puedan volver, según la encuesta que ha sido llevada a cabo por la Asociación Española de Investigación sobre Cáncer (Aseica) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

El 70 por ciento de los investigadores españoles que trabajan en el extranjero no cree que pueda regresar a España y seguir con su investigación, según muestran los datos del informe '40 investigadores menores de 40 años: La generación de la crisis'.

 

Así, el 10 por ciento ha contestado que sí tienen esperanzas de regresar, mientras que 20 por ciento han señalado que no creen que puedan volver, según la encuesta que ha sido llevada a cabo por la Asociación Española de Investigación sobre Cáncer (Aseica) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

 

En concreto, hay 33.000 investigadores españoles trabajando fuera del país, según ha señalado el presidente de Aseica, Carlos Camps, durante la rueda de prensa de este miércoles para presentar los datos del informe, y en marco del Día de la Innovación en Cáncer. Así, "el número de investigadores en España es de s6,6 por mil habitaciones, en Europa es de ocho", ha argumentado.

 

Los datos también han mostrado que un 9,30 por ciento acaba de regresar con contrato; un 14 por ciento está fuera, y un 76,70 por ciento ha contestado que sí desarrolla su trabajo en España.

 

"Tenemos centros del mejor nivel internacional, y no existe una política clara de patentes, porque no existe tampoco ese tejido empresarial que nos sustente para poder invertir; para igualar el número de patentes respecto a los alemanes tendríamos que multiplicar por 10, pero si nos comparamos con Suiza sería por 30. Hemos perdido capital humano", ha señalado Camps.

 

A su vez, ha aclarado que en España hay comunidades autónomas, donde existe un mayor numero de investigadores, ya que es donde "más se benefician"; por lo que se sitúa Madrid, Barcelona y Andalucía, respectivamente.

 

¿POR QUÉ SE MARCHAN NUESTROS INVESTIGADORES?

 

Una financiación inestable de la I+D+I, problemas legales y organizativos y la "falta de compromiso del Gobierno con la innovación y la investigación en cáncer, se unen a la difícil situación con la que trabajan los investigadores españoles", han manifestado ambas entidades.

 

Los datos han puesto en relieve que el 27 por ciento de los encuestados ha mencionado que la razón por la que han salido del país han sido las becas; un 36 a el doctorado; un 18 por ciento a mejores oportunidades, y un 9 por ciento tanto por elección propia como por necesidad.

 

"Los periodos de becas y formación en el extranjero son muy positivos para la ciencia española siempre que ese talento vuelva a nuestro país. El gobierno pierde la inversión realizada en su formación ya que este talento lo aprovechan otros países. Nuestros jóvenes se quedan a trabajar fuera porque tienen opciones para investigar y progresar laboralmente, cosa que en España no ocurre", han coincidido en señalar los presidentes de Aseica y Seom, Ruth Vera.

 

Los miles de puestos de trabajo "desaparecidos en los últimos años, la escasa y devaluada convocatoria de empleo público, el deterioro gradual de los sueldos, la pérdida de autonomía laboral o la degradación de las condiciones laborales, son en la actualidad, algunos de los principales rasgos de la carrera investigadora en España", han señalado las dos entidades.

 

Ante la pregunta de que si creen que la sociedad española siente la investigación como una necesidad prioritaria, el 60 por ciento ha contestado que no; el 10 por ciento, "más que el Gobierno"; un 26 por ciento, sí, y un 3 por ciento ha declarado que "cada vez más".

 

Asimismo, el 48 por ciento no cree que el futuro de su línea de investigación esté asegurado y piensa que, si quiere continuar investigando, tendrá que hacerlo seguramente en otro país.

 

Sin embargo, el 99,9 por ciento de los investigadores encuestados ha señalado que el Gobierno no hace los esfuerzos necesarios en investigación.

 

UN MANIFIESTO PARA TRABAJAR CONJUNTAMENTE

 

Por todo ello, ambas entidades se han unido en un Manifiesto a favor de la investigación en cáncer con el que reclaman "una urgente reforma estructural del sistema".

 

Así, han hecho una llamada a los agentes sociales y económicos para buscar el mayor número de adhesiones al Manifiesto y denunciar "el grave declive que sufre la investigación oncológica en España".

 

"UNA BUENA NOTICIA"

 

La presidenta de SEOM ha querido concluir informando de "una buena noticia", en la que participa tanto su sociedad como Aseica, pues han puesto en marcha una convocatoria de beca de investigación dotada con 15.000 euros.

 

Esta ayuda se destinará a un único proyecto liderado por un investigador joven, menor de 45 años, que no haya liderado nunca ninguna línea de investigación.

 

El plazo para presentar las solicitudes comienza este miércoles, se cierra el 30 de junio y la adjudicación se realizará en noviembre de 2018, durante el Congreso Internacional de ASEICA en Valencia. "Sabemos que la inversión en investigación es la mejor herramienta
para la formación de los oncólogos médicos y de los investigadores y es una garantía de futuro para los pacientes con cáncer",
ha concluido Vera.