Los grandes embalses del Duero recuperan su mejor aspecto y elevan las reservas al 70%

Fotos: F. Oliva

Las reservas de la cuenca del Duero han ascendido 4,4 puntos en una semana; los embalses de Ricobayo y Almendra suman la mitad del agua acumulada.

La reserva hidráulica ha crecido esta semana en 837 hectómetros cúbicos y se sitúa en el 65,3 por ciento de su capacidad a consecuencia de las precipitaciones que han afectado "considerablemente" a toda la península, de modo que los embalses albergan un total de 36.618 hectómetros cúbicos, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

 

En el caso concreto de la cuenca del Duero, se sitúa al 70,8 por ciento de su capacidad por lo que ha ganado 4,4 puntos respecto a la semana anterior, cuando se quedó en el 66,4 por ciento. En estos momentos acumula 5.318 hectómetros cúbicos de un total de 7.507. Por cuarta semana consecutiva están por encima de la media del año anterior (4.184 hectómetros cúbicos) aunque siguen por debajo de la media de la década (5.819).

 

En Castilla y León, los más grandes se encuentran en grandes cotas de reserva. Embalses como el de Ricobayo-Esla en Zamora está al 73,1% con 877,60 hm3 de sus 1.200 de capacidad; y el de Almendra en Salamanca acumula 1.473,80 hm3 (55,6%) con 2648,70 hm3 de capacidad están casi en niveles normales.

 

A nivel nacional el aumento de esta semana equivale al 1,5 por ciento del total después de las precipitaciones de la última semana. La máxima se ha registrado en este caso en Vigo, con 126,5 mm (126,5 litros/metros cuadrados).