height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Los coches híbridos y los eléctricos firman su mejor año de ventas

Una furgoneta eléctrica. Foto: EP

La matriculación de turismos híbridos y eléctricos se dispara en Castilla y León hasta doblar en 2017 las cifras de 2016. Ya son la elección de uno de cada veinte conductores, triunfan entre los taxistas y también empiezan a convencer a las instituciones.

Los coches híbridos, y también los eléctricos, están empezando a dejar de ser una excepción, una rareza de unos pocos. El éxito de determinados modelos híbridos entre los profesionales se ha trasladado a muchos particulares, y ha acabado por contagiarse también a la venta de los eléctricos, aunque a menor escala. Tanto, que han protagonizado su mejor año en matriculaciones en España y en Castilla y León.

 

El pasado 2017 se han matriculado más de 64.000 turismos y todo terreno de estos dos tipos, aunque sólo 1.159 han sido eléctricos. En Castilla y León se han vendido 1.964 híbridos, casi el doble (un 92% más) que los 1.019 de hace un año; y también se han matriculado 163 eléctricos por los 78 del 2016, un 108% más. Ambos porcentajes son superiores a la media nacional que también se ha incrementado.

 

Detrás de este crecimiento está la cada vez mayor aceptación de este tipo de tecnologías que ya son la elección de uno de cada 20 matriculaciones: de las 38.000 registradas en Castilla y León durante 2017 algo más de 2.000 corresponden a híbridos y eléctricos. Los híbridos hace tiempo que triunfan entre los taxistas porque el modelo más vendido en concreto cuenta con una importante garantía de la pieza más cara, la batería del módulo eléctrico. Pero es que también son cada vez más la elección de particulares y empresas.  Y también de instituciones, que cada vez los incorporan más a sus flotas, caso de las Policías Locales.

 

Los eléctricos tienen una evolución más pausada por la falta de una infraestructura suficiente de recarga. Los 163 matriculados contrastan con los 98 turismos y todo terreno, pero el baile de cifras tiene una explicación por la venta de cuadriciclos eléctricos.