Los beneficios que aporta la dieta mediterránea durante la menopausia

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea saludable para el corazón también parece ser buena para los huesos y músculos de las mujeres mayores, según ha detectado un nuevo estudio de mujeres posmenopáusicas en Brasil.

Los investigadores informaron que encontraron una mayor masa ósea y masa muscular en las mujeres posmenopáusicas que se adhirieron a una dieta mediterránea que en las que no lo hicieron. Este régimen alimenticio implica un alto consumo de frutas y verduras, granos, patatas, aceite de oliva y semillas; consumo de pescado moderadamente alto; bajo consumo de grasas saturadas, lácteos y carnes rojas; y un consumo regular pero moderado de vino tinto. La dieta mediterránea se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes, cáncer y algunas otras enfermedades crónicas.

 

Sin embargo, pocos estudios están disponibles sobre la dieta mediterránea y sus efectos sobre la composición corporal después de la menopausia, dice la investigadora principal del estudio, Thais Rasia Silva, estudiante de postdoctorado de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, en Brasil. Esta información es importante, dice, porque la menopausia, con su disminución de estrógeno, acelera la pérdida de masa ósea de una mujer, aumentando su riesgo de osteoporosis y huesos rotos. 

 

Además, la menopausia y el envejecimiento reducen la masa muscular. Silva dice que los descensos en la masa muscular esquelética y la fuerza en las personas mayores son los principales contribuyentes al incremento de la enfermedad, la reducción de la calidad de vida y las tasas de mortalidad más elevadas.

 

 Silva y sus colegas realizaron su estudio en 103 mujeres sanas del sur de Brasil, que tenían una edad promedio de 55 años y que habían pasado por la menopausia 5,5 años antes, en promedio. Todas las mujeres se sometieron a exploraciones óseas para medir su densidad mineral ósea, grasa corporal total y masa magra apendicular, que se utilizó para estimar la masa muscular esquelética. Los sujetos también completaron un cuestionario de alimentos sobre lo que comieron el mes pasado.

 

ESTRATEGIA ÚTIL PARA PREVENIR LA OSTEOPOROSIS    

 

Un puntaje más alto en la dieta mediterránea (MDS, por sus siglas en inglés), lo que significa una mejor adherencia a la dieta mediterránea, se asoció significativamente con una mayor densidad mineral ósea medida en la columna lumbar y con mayor masa muscular, informa Silva. Esta relación, destaca, era independiente de si las mujeres usaban la terapia hormonal previamente, su comportamiento anterior al fumar o su nivel actual de actividad física, según lo medido al usar un podómetro durante seis días.

 

"Encontramos que la dieta mediterránea podría ser una estrategia no médica útil para la prevención de la osteoporosis y las fracturas en mujeres posmenopáusicas", dice Silva. Dados los muchos beneficios para la salud de la dieta mediterránea, Silva concluye: "Las mujeres posmenopáusicas, especialmente aquellas con baja masa ósea, deberían preguntarle a su médico si podrían beneficiarse de consumir este patrón dietético".