Lío en el pleno: La alcaldesa expulsa a Arranz después de que este la llame "traidora" y "tránsfuga"

Arranz justo después de ser expulsado

El concejal no adscrito Javier Arranz ha sido este expulsado del Pleno que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Segovia por referirse a la regidora, la socialista Clara Luquero, con descalificativos como "tránsfuga", "traidora" o "alcaldesa no elegida por las urnas".

La sesión se ha iniciado con tensión desde el comienzo, cuando la alcaldesa ha optado por limitar las intervenciones para aliviar la sesión, con 44 puntos en el Orden del Día, lo que ha sido considerado por algunos ediles como una traba a la libertad de expresión.

 

Ya en su primera intervención, Arranz, quien abandonara el Grupo Municipal Socialista el pasado mes de diciembre, ha aludido a Luquero como "alcaldesa no elegida por las urnas" como respuesta al calificativo de "tránsfuga" utilizado por la primera edil en rueda de prensa para denominar a su exconcejal de Deportes.

 

Para Luquero, según apuntó ante los medios, Javier Arranz es un "tránsfuga" por haber abandonado el grupo político y las siglas con las que se presentó ante los ciudadanos y por las que fue votado. En base a ello y en aplicación al pacto antitransfuguismo, los socialistas anunciaron que rechazarían y no debatirían sus mociones, una postura que también ha adoptado el único concejal de Izquierda Unida, Luis Peñalosa.

 

Sin embargo, Arranz insiste en que legalmente él es un edil no adscrito, por lo que ha pedido respeto durante el Pleno, así como que cesaran los "insultos" hacia él. Considera además que, a la vista de la forma como PSOE e IU interpretan el pacto antitransfuguismo, es la propia Luquero la primera que debe calificarse como "tránsfuga", pues  "incumplió" un pacto alcanzado con él la noche antes de ser apartado del área de Deportes.

 

En base a ese acuerdo, según ha dicho, la regidora iba a rechazar la dimisión del edil, que puso en manos de Luquero su continuidad en la Concejalía por desavenencias con el Equipo de Gobierno, debido principalmente a la gestión del pabellón deportivo del colegio El Peñascal.

 

Por todo ello, Arranz ha dedicado durante la sesión adjetivos como "traidora" y "tránsfuga" a la alcaldesa, que tras amonestarle en dos ocasiones ha ordenado su expulsión al término del debate de la primera de las 15 mociones previstas, centrada en el expediente de cambio del callejero franquista en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, uno de los asuntos más polémicos de los últimas días.

 

Antes de marcharse, aún en el salón, Arranz ha considerado la sesión plenaria "una auténtica vergüenza" y se ha quejado de la falta de democracia.

 

Posteriormente, en comentarios a los periodistas, ha trasladado su "profunda decepción" por lo ocurrido. "Hoy quienes han perdido son los ciudadanos. Es la primera vez que algo así sucede en democracia, no tengo constancia de que otro concejal haya sido expulsado",

 

Para el exresponsable de Deportes, la expulsión responde a que el Equipo de Gobierno se encuentra en minoría tras su marcha, lo que le impide sacar adelante los acuerdos. "Hoy, cuando (Luquero) ha visto que incluso podía perder un acuerdo, lo ha retirado del Orden del Día", ha apostillado en referencia al punto en el que se abordaba el recurso de reposición interpuesto por Arranz contra los acuerdos del último pleno --por no ser convocado a las comisiones informativas de las que emanaron los dictámenes tratados--.

 

Noticias relacionadas