Licitan por 66,7 millones convertir la circunvalación de Segovia

La alta intensidad de circulación, de hasta 18.000 vehículos diarios, aconsejan la transformación de la carretera actual en una autovía.

El Ministerio de Fomento ha publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la licitación de las obras para la conversión de la SG-20, la circunvalación de Segovia, en autovía. El importe asciende a 66,7 millones de euros.

 

La intervención, que se acometerá entre los puntos kilométricos 0,0 y 15,5, se ha dividido en dos lotes. El primero abarca 8,4 kilómetros de longitud, desde el enlace con la autovía A-601 hasta las inmediaciones del enlace con la CL-601, y el presupuesto de licitación asciende a 42,07 millones de euros.

 

El segundo, de 7,13 kilómetros, se extiende desde las inmediaciones del enlace con la CL-601 hasta el enlace con la N-110 sentido Ávila, y el presupuesto de licitación se ha fijado en 24,63 millones de euros.

 

La carretera SG-20 está dotada de una única calzada, con un solo carril por sentido. La alta intensidad de circulación, de hasta 18.000 vehículos diarios de media en algunos puntos, la existencia de infraestructuras de doble calzada que enlazan con ella y a las que dota de continuidad (autopista AP-61 de San Rafael a Segovia y autovía autonómica CL-601 de Segovia a Valladolid) y la mejora de la seguridad vial aconsejan la transformación de la carretera actual en una autovía, según indican fuentes ministeriales.

 

La intervención permitirá duplicar la actual carretera que circunvala la ciudad de Segovia por el este, discurriendo por los términos municipales de Segovia, Bernuy de Porreros, La Lastrilla y San Cristóbal, todos ellos en la provincia de Segovia.

 

La velocidad de diseño es de 100 kilómetros por hora. La nueva autovía tendrá dos calzadas con dos carriles cada una de 3,5 metros, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de un metro. La mediana que separa ambas calzadas será de 10 metro.

 

Está prevista la remodelación del enlace con la autovía autonómica A-601 de Segovia  Valladolid, en el comienzo del tramo; el enlace de la N-110, que permite acceder a La Lastrilla y a Segovia por el noreste, o continuar por la N-110 hacia Torrecaballeros y Soria; el que une con la SG-V-6123, que se dirige tanto a Segovia como a San Cristóbal; el de la CL-601, por la que se accede a Segovia por el sureste o al Real Sitio de San Ildefonso y el puerto de Navacerrada; el enlace con la autopista AP-61, que permite dirigirse tanto a Segovia por el sur como a San Rafael por la autopista AP-61 o por la carretera N-603, y el que une con la N-110, al final del tramo, que se dirige a Villacastín y Ávila.

 

Será necesario construir 24 estructuras, entre ellas dos pasos superiores, 18 pasos inferiores, tres viaductos y una pasarela. Además, se aprovecharán tres estructuras ya existentes.

 

Entre las medidas de integración ambiental de la obra figuran, por otra parte, la adecuación de las obras del drenaje al paso de pequeña fauna; la revegetación de los taludes de terraplenes y desmontes empleando tierra vegetal e hidrosiembra; la plantación de especies autóctonas de árboles y arbustos; la instalación de pantallas contra el ruido en zonas cercanas a la población, y el seguimiento arqueológico de la obras.