Lastras de Cuéllar, sin agua potable, consigue una planta de eliminación de arsénico

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha aprobado un gasto de casi 60.000 euros para la construcción de una nueva planta potabilizadora de eliminación de arsénico en la localidad segoviana de Lastras de Cuéllar.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha aprobado un gasto de casi 60.000 euros para la construcción de una nueva planta potabilizadora de eliminación de arsénico en la localidad segoviana de Lastras de Cuéllar, que permanece sin agua potable desde el pasado año.

 

Según informan fuentes de la Junta, los niveles de arsénico han sobrepasado en determinados momentos los límites legales de concentración y han obligado al suministro de agua embotellada a sus habitantes. La nueva infraestructura, que cuenta con un sistema de absorción con lecho de hidróxido férrico, prevé resolver los problemas derivados de la sustancia.

 

Recientemente, el PSOE elevó a las Cortes una Proposición No de Ley (PNL) para urgir medidas para solventar la situación. El procurador segoviano José Luis Aceves, portavoz socialista de Medio Ambiente en la Cámara, aseguró que desde el día 9 de septiembre de 2014 los vecinos del municipio no podían obtener agua potable de la red municipal de abastecimiento dado al elevado nivel de arsénico, constatado a través de análisis sanitarios.

 

Al respecto, recordó que el Estatuto de Autonomía de Castilla y León recoge en su artículo 75.5 que es un principio rector de la acción política de la Comunidad la garantía del abastecimiento de agua en condiciones de cantidad y calidad suficientes para atender las necesidades presentes y futuras de los castellanoleoneses.

 

Indicó asimismo que la Junta de Castilla y León, mediante Real Decreto 1022/1984 de 11 de abril, asumió competencias de ayuda técnica y económica a las corporaciones locales para la realización de las inversiones en infraestructuras de abastecimiento de aguas y depuración de aguas residuales, por lo que exigió al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que aportara la financiación suficiente, coordinara y buscara una solución definitiva al problema en Lastras, que estaba generando grandes molestias a los vecinos y un alto coste al Ayuntamiento por la necesidad de suministrar agua embotellada.

 

El Pleno de la Diputación de Segovia aprobó en julio por unanimidad una moción del Grupo Socialista en la que se instaba a la Junta a solucionar la situación al no ser esta propia del siglo XXI. El del Ayuntamiento de Lastras aprobó por su parte una petición para solicitar al Gobierno regional, la Diputación de Segovia y la Confederación Hidrográfica del Duero una solución al problema  ante el malestar vecinal.

 

Finalmente, y con el fin de garantizar la calidad en el abastecimiento, la Junta ha autorizado una partida de 59.611 euros para la dotación de un sistema de tratamiento del agua potable.

 

Esta administración ha destacado el "importante esfuerzo" que ha llevado a cabo en Segovia en los últimos años para la mejora del abastecimiento de agua y su calidad.

 

En este sentido, ha subrayado el desarrollo de actuaciones que garantizan la calidad de las aguas a una población equivalente de 190.350 personas, con una inversión de 99,8 millones de euros. Se trata de abastecimientos mancomunados como los del río Eresma, La Churrería, la Comarca de Cuéllar, la presa del Ceguilla, la Comunidad Villa y Tierra de Pedraza, La Atalaya, Mujer Muerta, Fuente del Mojón, Fuentepelayo y Río Viejo.

 

La Junta ha indicado que su política en materia de abastecimiento, en el ejercicio de las competencias de auxilio técnico y económico a diputaciones y ayuntamientos, está dirigida a aumentar la disponibilidad y calidad del recurso mediante la ejecución de las infraestructuras necesarias que permitan resolver los problemas estructurales y disminuir las pérdidas en los sistemas de abastecimiento.