Las nuevas tarifas de la luz no se notan en el consumo eléctrico: ni lavadoras ni plancha de madrugada
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Las nuevas tarifas de la luz no se notan en el consumo eléctrico: ni lavadoras ni plancha de madrugada

La demanda eléctrica y el consumo no variaron el 1 de junio con respecto a un día comparable: el cambio de costumbres para ahorrar llevará tiempo.

La nueva factura eléctrica con los nuevos tramos horarios que tanta polémica han generado no tiene, por ahora, ningún efecto. Habrá que esperar porque el mercado eléctrico está en un momento de precios máximos y las costumbres no son algo que se cambien de un día para otro, pero las primeras horas con el nuevo sistema de tarificación no han arrojado ninguna diferencia sobre lo habitual a tenor de los datos de consumo y demanda. Es decir, que nadie se ha puesto a poner la lavadora de noche o a planchar de madrugada... si no lo hacía antes.

 

Las cifras lo dicen todo. Según las estadísticas de Red Eléctrica, la entidad que gestiona la infraestructura por la que llega el suministro, el consumo se ha movido en términos normales en todas las horas y franjas del día 1 de junio, el de estreno, y de lo que llevamos de día 2 de junio. la demanda total fue de 202.033 megavatios (MW), ligeramente superior a la de los martes anteriores (195.627 MW, 198.173 MW y 196.506 MW). El pico de demanda fue a las 12.55 horas y de casi 32 megavatios, prácticamente el mismo y la misma hora de los días de diario; varía más los fines de semana, cuando baja por la menor demanda de industria.

 

En cuanto a la demanda por tramos horarios, no se notó ninguna diferencia. La demanda se mantiene siempre entre los 30 y 32 MW hasta las diez de la noche y a partir de ahí baja hasta los 21, un mínimo que alcanza en torno a las 4 de la madrugada. El día 1 de junio, primer día de la nueva tarificación, el comportamiento de la demanda fue el mismo: no se apreció mayor demanda a las diez de la noche ni durante la madrugada. Y lo que va de este día 2 de junio calca la situación.

 

Pero sí la hubo en los precios, que se movieron entre 11 y 25 céntimos el kWh entre los diferentes períodos, como se había previsto y como va a seguir: no se espera que el precio final de la electricidad se aleje de sus niveles máximos actuales. Así que, por ahora, no parece que haya grandes opciones de ahorrar los 40 euros al año que, según cálculos, podemos conseguir si ponemos la lavadora o planchamos en horarios de menor coste de la electricidad.