Las fuentes monumentales de los Jardines de La Granja correrán en Semana Santa

Las fuentes de Segovia (Foto: E. P.)

Funcionarán en Semana Santa, a las 17.30 horas el jueves, el viernes y el sábado, y a las 13.00 horas el domingo.

Las fuentes monumentales de los Jardines del Palacio Real de La Granja (Segovia) funcionarán en Semana Santa, a las 17.30 horas el jueves, el viernes y el sábado, y a las 13.00 horas el domingo.

 

El Canastillo, Las Ranas, Los Baños de Diana y La Fama serán los cuatro conjuntos que correrán durante el periodo festivo. La entrada al recinto tendrá un precio de cuatro euros.

 

Patrimonio Nacional recomienda a los visitantes que acudan al espectáculo con suficiente antelación, dada la distancia que se debe recorrer desde la entrada a los Jardines hasta la primera fuente que entrará en funcionamiento.

 

Además, debido a la potencia del agua y el viento, avisa de la posibilidad de que el público pueda mojarse, por lo que se aconseja ir bien abrigado.

 

Las fuentes, según indica, se pondrán en funcionamiento de forma sucesiva y cada una estará activada durante unos minutos y nunca a la vez. Personal de este organismo guiará al público desde una fuente a otra a medida que se vayan accionando.

 

El recinto cuenta con 26 fuentes monumentales, aunque habitualmente corren menos de una decena de manera alterna.

 

Sus juegos de agua gozan de gran popularidad, lo que se refleja en el número de visitantes que reciben a lo largo del año y en especial en los tres únicos días en los que funcionan los ocho grupos, que corresponden con las festividades de San Fernando (30 de mayo), Santiago Apóstol (25 de julio) y San Luis (25 de agosto), día este último de mayor afluencia.

 

Los grupos escultóricos, construidos en plomo pero pintados imitando el bronce, están inspirados en la mitología clásica e incluyen deidades, alegorías y escenas mitológicas. Constituyen el conjunto decorativo francés más amplio y mejor conservado desde principios del siglo XVIII. Fueron realizados por René Fremin y Jean Thierry, que en 1721 dirigieron un nutrido equipo de ayudantes formados entre otros por nueve oficiales, seis marmolistas, dos modeladores y un cincelador.

 

La abundancia de agua fue el mayor atractivo para Felipe V, gran aficionado a la caza, que se hizo en 1718 con La Granja para hacer de ella un Real Sitio.

 

Esta abundancia permitía llenar el espacio de conjuntos espectaculares sin problemas de abastecimiento o de bombeo como ocurría en Versalles (Francia). La construcción de un gran estanque --denominado 'El Mar'-- y de otros seis más pequeños y el tendido de varios kilómetros de cañerías de tubos de hierro constituyen la parte más importante del sistema hidráulico, cuyo funcionamiento permite que los surtidores alcancen alturas de hasta 40 metros.