Cyl dots mini

La segunda fase del campus de la UVA en Segovia, en funcionamiento en 2018

El consejero de Educación, Juan José Mateos, y el rector de la Universidad, Daniel Miguel San José

Las instalaciones de la segunda fase de la Universidad de Valladolid (UVA) en Segovia entrarán en funcionamiento a lo largo de 2018, según las previsiones que maneja la Junta de Castilla y León y el centro académico.

Los trabajos comenzarán este año y requerirán una inversión de 10,5 millones de euros, que serán aportados en tres anualidades. La UVA asumirá este ejercicio los tres millones necesarios para el comienzo "inminente" de las obras, mientras que el Gobierno regional se hará cargo de los 7,5 restantes a lo largo de 2016 y 2017.

 

El consejero de Educación, Juan José Mateos, y el rector de la Universidad, Daniel Miguel San José, han firmado este viernes en Segovia el acuerdo de colaboración para acometer de manera conjunta la segunda fase del campus María Zambrano, que se levantará en los terrenos anexos al edificio ya construido, ubicado junto a la antigua plaza del Alto de los Leones de Castilla.

 

Las nuevas instalaciones, con una superficie útil de 4.700 metros cuadrados, albergarán los laboratorios y zonas específicas para las carreras que se imparten, despachos para profesores, aulas con capacidad adecuada a las actuales necesidades y un salón de actos con 400 plazas, entre otros.

 

La conclusión de la segunda fase ha sido una demanda continua de la comunidad educativa, además de colectivos y administraciones como el Ayuntamiento de Segovia o la Diputación.

 

Sin embargo, la crisis frenó el proyecto, que según ha explicado el consejero se retoma ahora gracias a la mejora de las condiciones económicas, así como al "esfuerzo" de los responsables de la UVA, que hace un mes presentaron a la Junta una nueva propuesta, "más viable para la economía regional", que rebajaba en un 20 por ciento la cuantía que requiere la construcción.

 

Mateos se ha congratulado de la reactivación de la nueva fase, que permitirá avanzar en un proyecto iniciado en 2007 y que a su término habrá centrado una inversión de 32 millones. Una vez se concluya, "Segovia tendrá el campus más moderno de la Comunidad", en palabras del consejero, que ha asegurado que contará con una bonita estructura y se convertirá en un inmueble atractivo para el visitante.

 

El titular de Educación ha explicado que pese a la rebaja del presupuesto el nuevo recinto no pierde funcionalidad con respecto al primer proyecto planteado. Al respecto, el vicerrector de Patrimonio e Infraestructuras, Luis Manuel Navas, ha explicado en declaraciones a los medios que la superficie útil se ha disminuido en apenas 200 metros cuadrados, se han optimizado los espacios y se han repensado los elementos arquitectónicos, que mantienen la calidad pero pierden sus aspectos más decorativos.

 

Navas ha apuntado que arquitectos y responsables del campus segoviano han realizado una revisión "racional y sensata" de la primera versión, siempre atendiendo a las últimas necesidades educativas y las previsiones, que difieren de las de 2007, cuando se planteó el proyecto. El vicerrector de Infraestructuras ha señalado asimismo que el movimiento de tierras y las excavaciones empezarán previsiblemente este año, pero que no será hasta 2016 cuando arranquen los trabajos de construcción.

 

AUSENCIA DEL AYUNTAMIENTO

 

El campus prevé completarse con una residencia de estudiantes, recogida en el proyecto inicial, e instalaciones deportivas, si bien estas intervenciones están pendientes de las negociaciones con el Ayuntamiento de Segovia, que estudia la posibilidad de que se levanten infraestructuras para universitarios en terrenos del antiguo Regimiento, muy próximos al María Zambrano.

 

El Consistorio no ha tenido representación en el acto de firma del convenio al no haber sido invitado, como han confirmado fuentes del mismo, está en contacto y coordinación con la UVA, según Navas. En este sentido, el vicerrector ha recordado que recientemente se ha renovado la cesión municipal del solar donde se levantará la segunda fase, que se ha ampliado a ocho años para favorecer la consecución de las obras.

 

"Su disponibilidad es absoluta y en las negociaciones todo han sido actos palpables de su interés en que se complete la segunda fase", ha remarcado el responsable de Infraestructuras, que ha apuntado no obstante que no hay nada concreto de momento para la fase que incluye residencia e instalaciones deportivas.

 

El rector de la UVA también ha elogiado la colaboración del Ayuntamiento, del que espera ayuda en la concesión de licencias o urbanización.

 

La firma del convenio ha sido valorada por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, que ha estado presente en el acto junto con la consejera de Agricultura y Ganadería, la segoviana Silvia Clemente, y la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar Sanz, entre otras autoridades políticas y educativas. El responsable provincial ha trasladado en numerosas ocasiones su compromiso con la iniciativa, en la que ha intervenido a través de "gestiones en numerosas estancias" para lograr el inicio de las obras, según ha subrayado en nota de prensa.

 

Preguntado por el impacto de ese compromiso expreso, Daniel Miguel ha respondido que en el presupuesto que requerirá la nueva fase se incluye "ahora mismo estrictamente el dinero que pone la Junta a través de la Consejería y el que aporta la Universidad".