La Reina Letizia impresiona en la entronización del emperador Naruhito

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia charlan antes de comenzar la ceremonia de entronización

La Reina cumple a rajatabla con la etiqueta y deslumbra con un despliegue de joyas. 

Si la semana pasada la Reina Letizia y el Rey Felipe VI estuvieron en Asturias junto a las infantas, esta semana han viajado hasta Tokio para asistir a la ceremonia de entronización del emperador Naruhito.

 

En ella donde hemos podido ver a los Reyes en la primera fila de asientos destinada a los jedes de Estado que se han movilizado hasta el lugar para disfrutar y observar el relevo en el trono. Lejos de dejar la vestimenta al libre albedrío, el Rey Felipe VI lucía, de acuerdo con el protocolo, frac, y la Reina Letizia un vestido largo con un estampado de flores verdes.

 

La etiqueta para las damas reales en esta ocasión marcaba traje largo y tocado,

 

 

Y es que nuevamente ha sido ella quien se ha llevado todas las miradas porque eligió un kimono formal, algo tradicional y que llevan muchas damas japonesas, de nuevo un claro guiño a estos típicos tejidos nipones.

 

Se trata de un diseño de la cordobesa Matilde Cano de seda con fondo verde y estampado de hortensias en tonos rosados. 

 

 

 Algo que nos ha llamado mucho la atención es que la Reina ha lucido más que nunca sus joyas.  Un collar de chatones que deslumbra con solo mirarlo, unos pendientes de diamantes y un tocado en forma de diadema.

 

​​​​​​​