La poeta segoviana Elvira Sastre defiende Internet como un canal de difusión "brutal y no discriminatorio"

Elvira Sastre (Foto: Andrea Abril)

Cuenta con 186.000 seguidores en Instagram y 102.000 en Twitter, también ha confesado, que debe a las redes sociales "gran parte del éxito" que ha logrado en América Latina.

La escritora, traductora, filóloga y poeta segoviana Elvira Sastre ha defendido Internet y, en especial las redes sociales, como un canal de difusión "brutal" para cualquier artista, además de tratarse de plataformas que "no discriminan por razones de sexo".

 

De hecho, Sastre, que cuenta con 186.000 seguidores en Instagram y 102.000 en Twitter, también ha confesado, que debe a las redes sociales "gran parte del éxito" que ha logrado en América Latina.

 

No obstante, se ha descrito como una "lectora tradicional", por eso, además de compartir versos e inquietudes tanto en sus perfiles como en su blog 'Relocos y recuerdos', esta "amante de los libros" --a punto de cumplir 26 años-- ha publicado ya cinco poemarios ('43 maneras de soltarse el pelo', 'Baluarte', 'Tú la acuarela/Yo la Lírica', 'Ya nadie baila' y 'La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida').

 

Sin embargo, su sexto trabajo, 'Aquella orilla nuestra' (Alfaguara), es un compendio de frases, versos y pequeños textos en prosa que ha escrito a lo largo de estos años y que "no tenían lugar en un poemario, por eso es distinto a todos los publicados anteriormente", ha explicado. Un libro recién salido de la imprenta que Sastre presentará este jueves, 24 de mayo, a las 20.00 horas en el Fnac Callao de Madrid, donde, además de firmar libros, realizará un coloquio con sus seguidores.

 

A muchos de ellos les "separa un océano", pues se encuentran en México y Argentina, desde donde reclaman tanto la publicación de su nueva obra como la reedición de muchos de sus libros, pero Sastre asegura que les siente "muy cerca". Además, su relación con América Latina también está presente en esta "orilla compartida" con el artista uruguayo Emiliano Batista, EMBA, quien ha continuado el trazo de sus palabras con dibujos.

 

Sastre reconoce que siempre ha partido de "cierto pesimismo", por eso este éxito le llegó como un revulsivo. "De las cosas que peor sabemos gestionar es de donde se saca el mayor aprendizaje", ha apostillado, por eso la poesía se ha convertido para ella en una "terapia" y una "manera de comprender el mundo" que le ayuda a "gestionar" todo lo que le ocurre. En definitiva, la poesía le permite vivir, pero admite que nunca se lo planteó como un "modo de vida".

 

Como lectora, aprecia la poesía que le "conmueve" y le "enseña" pero se trata de una cuestión de preferencias, por lo que ninguna es menos válida. "Es un género muy libre en el que no hay marcadas unas directrices claras".

 

"Bécquer ya se preguntaba qué era la poesía, y aún hoy se lo pregunta Sastre, la poeta que desde hace mucho estaba pidiendo la poesía española", según la describió el escritor Benjamín Prado.

 

Junto a otras autoras como Andrea Valbuena o Sara Búho, Sastre pertenece a una nueva generación de mujeres poetas que estaba siendo "ninguneada" y que gracias a Internet ha "saltado a la palestra". "Aunque el mundo siga siendo preeminentemente de hombres" y quede "mucho por hacer", la escritora segoviana se muestra "optimista" porque las mujeres ya están "en el camino".