La Muralla de Segovia dispondrá de un nuevo acceso por la parcela del Hospital de la Misericordia

Muralla Segovia

El acuerdo garantizan  un nuevo acceso por la parcela del centro hospitalario mediante el establecimiento de una servidumbre de paso.

La Fundación Nuestra Señora de la Misericordia, propietaria del Hospital de la Misericordia de Segovia, que gestiona en régimen de arrendamiento el Grupo Recoletas, ha aprobado el borrador de un convenio urbanístico con el Ayuntamiento para incorporar al Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (Peahis) un nuevo acceso público a la Muralla.

 

La aprobación tuvo lugar en la última reunión del Patronato, presidido por el obispo César Franco. El acuerdo garantizará el nuevo acceso por la parcela del centro hospitalario mediante el establecimiento de una servidumbre de paso sobre dicha finca que se constituirá en su momento. A cambio, la Fundación obtendrá un incremento de edificabilidad del 15 por ciento para el edificio del Hospital, según informan fuentes de la institución.

 

La Fundación remitirá ahora el expediente a la Consejería de la Presidencia de Castilla y León como órgano de protectorado de fundaciones en la Comunidad, cuya autorización es preceptiva para la formalización de dicha servidumbre, al tratarse de un gravamen sobre un bien integrante de la dotación fundacional.

 

En la reunión del Patronato se puso además de manifiesto la aprobación el pasado año de ayudas humanitarias por valor de 27.000 euros.

 

En concreto, destinó 7.500 a Cáritas Diocesana para la rehabilitación de la Residencia El Alamillo de Cuéllar y para ayudar a los damnificados del terremoto de Nepal; 5.000 a la Iglesia Necesitada para atención a refugiados sirios en Líbano; 4.000 a Fundación Promete para el hogar infantil La Asunción de Guatemala; otros 4.000 a las Hijas de la Caridad para programas de prevención del sida en Balombo (Angola); 3.500 a las Hermanitas de los Pobres para el mantenimiento de su residencia de Segovia, y 3.000 a la Asociación de Parálisis Cerebral para un programa de logopedia en el medio rural.

 

Con estas ayudas, la Fundación consolida su línea de colaboración con diversas entidades humanitarias y otras oenegés con las que colabora habitualmente, e incorpora algunas nuevas entidades a dichas líneas, tanto en Segovia como en los países en desarrollo. Los fondos destinados a estos fines, que ya superan los 150.000 euros en los últimos seis años, proceden de los rendimientos que la Fundación obtiene de la gestión de su propio patrimonio.