La Junta expone como 'pieza del mes' en el Museo de Segovia un ara romana del Alcázar

Ara romana

La pieza forma parte del lote de materiales arqueológicos entregados el pasado 27 de abril por el Patronato del Alcázar para su depósito en el Museo, y procede del control arqueológico llevado a cabo en uno de los proyectos de restauración promovidos por el Patronato en la histórica fortaleza.

El Museo de Segovia, centro dependiente de la Junta de Castilla y León, ha seleccionado para su exposición en mayo en el marco del programa divulgativo Pieza del Mes un ara romana rescatada del tramo septentrional de la muralla de Segovia. El tamaño de la pieza, cuya datación sugiere que procede de los siglos I-III d. C, hace que los técnicos consideren que se trata de un ara votiva, unas losas con las que se coronaban las tumbas para agradecer a las divinidades los beneficios recibidos.

 

La muralla medieval de Segovia integra entre sus materiales un amplio número de piezas reutilizadas que proceden de otros edificios, así como de necrópolis de la época romana. La losa que se ha escogido para ‘pieza del mes’ fue documentada en el año 2001, cuando se encontró en el tramo norte de la muralla medieval de Segovia, empotrada de manera tumbada con respecto a su posición original vertical. En el año 2017, se procedió a la extracción de esta ara romana, en el marco del proyecto de restauración ‘Muralla Norte, Plaza del Alcázar, bajada al Revellín y Muralla Baja’, promovido por el Patronato del Alcázar bajo la dirección facultativa de José Miguel Merino de Cáceres, María Reynolds, Jesús Escorial y Ricardo de Cáceres.

 

Este elemento fue depositado en el Museo de Segovia el pasado mes de abril, como parte del lote de 31 materiales arqueológicos procedentes de los distintos proyectos de restauración del Alcázar, que el Patronato ha entregado al centro para su conservación y salvaguarda.

 

La pieza es un fragmento de piedra caliza ocre-rojiza con bastante porosidad de la que se conserva la cabecera. Por debajo aparece una moldura plana que recorre los cuatro lados del altar. En esta moldura, en el frente del ara, hay inscrito un círculo de 9 centímetros de diámetro con línea fina. Es la representación esquemática de una figura astral, que conforma un elemento de unión con las divinidades.

 

Por debajo se presenta una zona ornamentada con seis líneas incisas paralelas, conformando una serie de molduras redondeadas por la erosión, que recorren también los cuatro lados de la pieza. La zona del campo epigráfico está fragmentada y rota, por lo que no se conserva texto. También se ha perdido el pie del ara, que posiblemente tendría una estructura de moldura plana y líneas incisas similares a las de la cabecera.

 

La losa no conserva la parte epigráfica, por lo que no es posible asegurar si se trataba de un ara votiva o un ara funeraria, aunque los técnicos aventuran que era un ara votiva debido al tamaño. Las aras en época romana servían para dar soporte físico a las ofrendas hacia las divinidades. Además, se incluye su función como soporte de inscripciones funerarias a través de las cuales se pretendía unir el carácter religioso con el funerario y aunarlos en una línea directa hacia la divinidad en nombre de la persona difunta.

 

La ‘pieza del mes’ es una actividad con la que el Museo de Segovia pretende promover el conocimiento de aquellos fondos singulares y poco divulgados que no suelen estar incluidos en la exposición permanente del centro. La pieza seleccionada para su exposición durante mayo puede visitarse en el Museo, en la calle Socorro, 11, de martes a sábado de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas. También los domingos, de 10.00 a 14.00 horas.