La Junta autoriza resolver el contrato de comedor escolar con Serunión-Grupo Lince

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado la resolución por causa de interés público del lote 1 del contrato de gestión del servicio público de comedor escolar en Segovia, como consecuencia de un incumplimiento por parte de la UTE Serunión-Grupo Lince Asprona, al encontrarse la tuerca de un pendiente en un plato de comida.

VALLADOLID, 10 (EUROPA PRESS)



La Junta, que ha resuelto el contrato dado que el incumplimiento "ha supuesto una perturbación grave y no reparable con un grave riesgo para la salud de los menores", enviará el expediente al Consejo Consultivo de la Comunidad, que tendrá que emitir su dictamen preceptivo.

La vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha explicado que se ha tomado la decisión en función de los informes técnicos "para una mayor garantía" y tras la "alarma" que se generó.

Sin embargo, ha aclarado que las situaciones eran diferentes en Segovia y en León y por eso en ésta última provincia se abrió expediente por Sanidad, que ha establecido una sanción pero que ahora está pendiente de resolución tras el recurso de la empresa. En cualquier caso, ha afirmado que todas las decisiones se han tomado argumentadas desde el punto de vista técnico.

En el caso de Segovia, el incidente se produjo el pasado 15 de mayo, cuando la Dirección del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Atalaya', de Palazuelos de Eresma en Segovia, puso en conocimiento de la Dirección Provincial de Educación la aparición durante la prestación del servicio del menú de comidas a los escolares del centro, en la jornada del 14 de mayo, de una tuerca metálica con un diámetro aproximado de siete milímetros que se hallaba dentro de un plato de crema de hortalizas.

Este elemento fue detectado por un alumno de segundo curso de Primaria al coger una cucharada del citado plato, la cual quedó en custodia del Director del centro educativo.

Ese mismo día, el director provincial de Educación de Segovia emitió un informe en el que se detallaba el incumplimiento por parte del contratista y, un día más tarde, el consejero de Educación dispuso el inicio del procedimiento de resolución del lote 1, así como la adopción de una medida provisional y el inicio de los trámites para una contratación de emergencia.

Ahora, tras no atender las alegaciones efectuadas por la UTE Serunión-Grupo Lince Asprona, la Junta de Castilla y León ha acordado autorizar la resolución del contrato al concluir que se ha producido un incumplimiento por parte del concesionario que conlleva una "perturbación grave y no reparable" por otros medios en el servicio público.

SITUACIÓN "DE RIESGO"

El incumplimiento, según la Junta, consiste en la creación de una situación de "riesgo real" que ha puesto "en peligro" la salud y la integridad física de un menor, lo que generó además alarma social, "con la consiguiente quiebra de la legítima confianza que es necesaria para la correcta prestación del servicio de comedor escolar".

En este sentido, los informes descartan, tanto en la procedencia de la tuerca como en su localización, la intervención de cualquier persona ajena al concesionario; y no se acredita la implicación en los hechos de los escolares usuarios del comedor escolar.

Finalmente, se constata una falta de previsión de la empresa respecto de los deberes de vigilancia, asistencia y control así como de seguridad alimentaria contenidos en el Pliego de Prescripciones Técnicas que rigen la prestación del servicio público de comedor escolar y se considera insuficiente la prueba aportada por esta a fin de demostrar el exacto cumplimiento del contrato.

Con total independencia de cuál sea la exacta procedencia de la tuerca metálica que fue hallada en el plato del escolar, el Gobierno autonómico ha indicado que el hecho descrito es igualmente constitutivo de un incumplimiento grave de la empresa contratista por cuanto ésta es responsable de la gestión integral del servicio que presta.

"La gravedad de los hechos acaecidos tiene la suficiente entidad para que la Administración opte directamente por la resolución del contrato sin acordar una intervención previa del servicio público prestado por el contratista, y ello por estar en juego la salud y la integridad física de los menores destinatarios directos del servicio", ha agregado.

La Consejería de Educación, con el objeto de dar continuidad al servicio público de comedor escolar, acordó en mayo la contratación de emergencia del lote 1 del contrato objeto de este acuerdo, con Aramark Servicios de Catering, S.L.U.

Esta empresa continuará ofertando el servicio en los comedores de 19 colegios de Segovia al menos durante el primer trimestre del inminente curso 2015-2016, mientras la Administración educativa autonómica lleva a cabo el procedimiento para adjudicarlo a una nueva empresa, probablemente a comienzos del segundo trimestre del curso.

Finalmente, la Junta de Castilla y León enviará el expediente al Consejo Consultivo de la Comunidad, que de acuerdo con su ley reguladora y con la normativa que rige la contratación pública, ha de ser consultado preceptivamente con carácter previo a la resolución del contrato.